Cristina a Alberto Fernández: «Usá la lapicera con los que tienen que darle cosas al país»

"Hay un deporte nacional por apoderarse de las reservas que hay en el Central", advirtió.

0

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner alentó al jefe de Estado, Alberto Fernández, a «tomar la lapicera con los que tienen que darle cosas al país» y le pidió que la sociedad tenga conocimiento «del esfuerzo que se tiene que hacer» para lograr objetivo en favor de las grandes mayorías, en el marco del acto por el centenario de la empresa estatal de energía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).

Acompañada por el máximo mandatario y el presidente de YPF, Pablo González, la funcionaria recordó principalmente la gesta de la recuperación de la petrolera durante su segundo mandato, en 2012 y calificó que esa decisión fue «realista» debido a que con esa iniciativa se reconquistó «la soberanía hidrocarburífera» que había sido «destatizada» en los noventa.

“Si me pongo a pensar en todo lo que puede producir Vaca Muerta, esa política no la construimos ahora, la construimos cuando volvimos a recuperar YPF”, sostuvo al tiempo que afirmó que la política «no son promesas de futuro mejor, no son eslogan ni márketing”.

Al rememorar sobre la venta de la firma en 1998, contó que las acciones «se vendieron a u$s24 y a los dos días estaban a u$s19», algo que reflejaba el «movimiento especulativo» del que era víctima la Argentina con sus empresas.

Por tal motivo, Fernández de Kirchner aconsejó: “Ante la adversidad, pecho y coraje y vamos a hacer algo más y mejor, como le pasó a Yrigoyen para crear YPF, que estuvo tres años con el proyecto esperando que se lo aprobaran. Como no, hizo decreto”.

En una reseña de los doce años de kirchnerismo, señaló como un déficit la inflación y la economía bimonetaria que no tuvieron resolución en los tres gobiernos, pero como contracara destacó al desendeudamiento como uno de los principales logros y mostró un video en el que el ministro de Hacienda del macrismo, Nicolás Dujovne, se expresa sorprendido por los números positivos.

“En 12 años y medio habíamos encontrado la forma de desendeudar a la Argentina”, afirmó y añadió en tono irónico: “Recuperamos YPF y además le pagamos el corralito a la primera alianza”.

En otra recomendación, lanzó que “el que quiera gobernar la argentina sin conflictos ni tensiones le recomiendo que se postule para la presidencia de Suiza” porque en este país «hasta en los cementerios hay tensiones y conflictos”.

La vicepresidenta consideró que «recuperar la soberanía hidrocarburífera fue una decisión realista” que «encontró muchos escollos», como sucede con «las decisiones que se oponen a los intereses» minoritarios.

Sin embargo, animó a hacerlo igualmente y trajo un ejemplo: “Los que le negaron el voto a Yrigoyen no se acuerda nadie de ellos y hoy estamos recordando a Yrigoyen y YPF”.

«Es indescriptible la sensación que uno experimenta cuando cumplió con un deber, y siento que cumplí con el deber de devolverle a los argentinos Vaca muerta y todo su inmenso potencial”, expresó.

Con respecto al eventual crecimiento de producción que se experimentará con el gasoducto Néstor Kirchner y la demanda de energía, pidió no creen que el país «se va a salvar» si no se cuida al mismo tiempo «los dólares» o si hay un «festival de importaciones».

Por eso, advirtió que “hay un deporte nacional por apoderarse de las reservas que hay en el Central” y le solicitó al presidente: «Te pido que uses la lapicera con los que tienen que darle cosas al país».

“Es necesario que la sociedad sepa el esfuerzo que tenemos que hacer” para obtener logros porque «todo es producto de un enorme esfuerzo y de jugar siempre para los intereses de las grandes mayorías”.