Vie. Mar 31st, 2023

Los empleados bancarios recibirán un aumento salarial del 32,5% para el período enero-mayo de 2023 y el pago extraordinario de una compensación por el Impuesto a las Ganancias. De esta forma, la Asociación Bancaria, que lidera Sergio Palazzo, acordó una paritaria fraccionada cerca de los parámetros sugeridos por el Ministerio de Economía, de un 30% por los primeros 6 meses.

Se trata de una señal de moderación sindical que causará alivio a Sergio Massa luego de que se confirmó que la inflación de febrero llegó al 6,6% y el acumulado interanual alcanzó al 102,5%, el máximo en los últimos 32 años. Otros sindicatos importantes, como la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), comenzaron sus paritarias con reclamos del 40% en dos acuerdos trimestrales del 20%.

El acuerdo, firmado esta tarde en el Ministerio de Trabajo, contempla que el incremento salarial, sobre la base de los sueldos de diciembre pasado, se pagará en cuatro tramos: a partir de enero, un 6%; desde febrero, un 7%; desde marzo, un 11% y desde mayo, un 8,4 por ciento.

Sergio Palazzo y la ministra Kelly Olmos, con otros funcionarios y sindicalistas, tras la firma de la paritaria bancariaSergio Palazzo y la ministra Kelly Olmos, con otros funcionarios y sindicalistas, tras la firma de la paritaria bancaria

El sindicato que lidera Palazzo estaba a punto de decidir una medida de fuerza si se mantenían las diferencias con las cámaras del sector sobre el aumento salarial y la compensación por Ganancias. Finalmente, este viernes se destrabaron las tratativas y pudo avanzarse hacia un acuerdo en el Ministerio de Trabajo, que incluye la revisión de las paritarias 2022 (se pactó un incremento salarial del 0,7% para alcanzar la pauta salarial total de 94,8%) y el incremento del 32,5% para enero-mayo.

La cartera laboral, encabezada por Kelly Olmos, informó que también se acordó el pago de un reconocimiento de gastos correspondientes al período 2020/2022 y de una gratificación extraordinaria de pago único e irrepetible, de carácter no remunerativo, como reconocimiento especial por “los esfuerzos realizados y los gastos adicionales ocasionados durante la pandemia”: se abonará un 50% en mayo y el 50% restante en septiembre próximo. Este último punto es la compensación por Ganancias que varía según las escalas salariales y oscilará entre 50.000 y 450.000 pesos (se aclaró, además, que esos montos estarán exentos del impuesto).

La Asociación Bancaria, en un comunicado, destacó que “de esta manera se disminuye considerablemente el impacto salarial del Impuesto a las Ganancias sobre el trabajador que paga este tributo” y afirmó que “el salario no es ganancia”, por lo que consideró que el acuerdo alcanzado esta tarde representa “un significativo alivio en los bancarios que pagan este injusto impuesto”.

Sergio Massa y un grupo de sindicalistas, entre quienes están Pablo Moyano, Mario Manrique y Omar Pérez.Sergio Massa y un grupo de sindicalistas, entre quienes están Pablo Moyano, Mario Manrique y Omar Pérez.

Por otro lado, el gremio solicitó a la Secretaría de Ingresos Públicos y al AFIP “la posibilidad de desglosar las deducciones que alcanzan al 40% de la ganancia no imponible sobre los siguientes rubros: ROE, falla de caja, bono por productividad, vales alimentarios o similares, viáticos y gastos de movilidad” y resaltó que ese pedido ”será contestado a la brevedad”.

Ante el alza inflacionaria, diversos sindicatos negocian aumentos por períodos más cortos y con reclamos de compensación de Ganancias. Este jueves, por ejemplo, comenzó la paritaria de la UOM, que lidera Abel Furlán, que pidió a los empresarios un 40% para el primer semestre (fraccionados en un 20% para cada trimestre) y pedidos de revisión sobre la base de la inflación futura.

Abel Furlán, titular de la UOM, y Máximo KirchnerAbel Furlán, titular de la UOM, y Máximo Kirchner

En enero pasado, el ministro de Economía alentó a los dirigentes gremiales a que firmen acuerdos salariales del 30% para el primer semestre del año, con revisión en junio, y no se niega a que pacten otro 30% para el resto del año, de forma de que el aumento a lo largo de 2023 no supere el 60% de la inflación que prevé el Gobierno para ese período. Sin embargo, el último dato de la inflación fue mayor al esperado y los sindicalistas amagan con superar el tope sugerido por Massa.

“El ministro de Economía está haciendo todo lo posible para mejorar los índices inflacionarios, pero de esta manera no va a haber paritaria que pueda resolver la recuperación del poder adquisitivo”, dijo Furlán. Ahora, Palazzo acaba de encarrilar su paritaria dentro del esquema propuesto por el Gobierno, pero la mejoró con una compensación adicional por Ganancias que varios gremios reclaman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *