Otra empresa multinacional se va del país

La empresa italiana Enel, a cargo de la concesión de la distribuidora eléctrica Edesur, puso en venta sus activos y se va del país. De esta manera se suma al listado de empresas que se fueron del país en estos años de gobierno kirchnerista. Falabella, Brightstar, Eli Lilly, Walmart, Latam, Norwegian son algunas de las que se fueron.

Un país con la mitad de la población sumida en la pobreza, con gran número de desocupados, y otro número significativo de personas que reciben planes del Estado, necesita de inversiones legítimas que generen puestos de trabajo.

Las duras condiciones en que deben operar las empresas, muy presionadas por un gobierno estatizante, que ve en el empresario un enemigo y no un aliado en la lucha contra la pobreza, es la principal causa del éxodo.

Las empresas reclaman por la falta de previsibilidad, las reglas de juego cambian constantemente. Falta de seguridad jurídica, una inflación en niveles mensuales que en el mundo se dan anualmente, cepos cambiarios que les impiden girar divisas el exterior y severas restricciones a las importaciones, se anotan entre las principales causas.

Las empresas apuestan a los países donde pueden obtener ganancias. ¿Quien trae dólares a la Argentina si después no puede sacarlos? Además no hay libertad para fijar tarifas y condiciones de los servicios. El Estado interviene fuertemente y fija tarifas, precios y condiciones.

Cual podría ser un incentivo para radicarse en Argentina, ninguno. En la región pueden instalarse en Brasil o en México, con economías más abiertas y estables.

Los que se van, venden sus operaciones a empresarios locales como sucedió con Walmart que fue vendida al grupo De Narváez, o la fabricante de celulares Brightstar, adquirida por Mirgor.

El sector de empresas aeronáuticas, muy golpeado por la pandemia y las restricciones a los viajes fue el de mayor éxodo entre los que abandonaron el país entre el 2020 y el 2021. Se fueron Latam, Norwegian, Alitalia, British Airways, Emiratos, Ethiopian, Cubana de Aviación, Air Canada, Sky y las brasileñas Gol y Azul, aun cuando se espera que algunas de ellas regresen. De hecho, este éxodo ha producido un severo encarecimiento en las tarifas de las que continúan operando.

Crear las condiciones para atraer inversores será tarea del próximo gobierno. A sabiendas que, sin inversiones, no se generan puestos de trabajo y aumenta la pobreza.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img