Primer día de alegatos en la causa Vialidad

Y finalmente llegó el día para que Cristina rinda cuentas en la justicia, sobre lo que una gran mayoría de argentinos sabemos, ella junto a su difunto esposo Néstor organizaron y encabezaron una banda de ladrones que cometieron el mayor latrocinio contra el Estado que se conozca.

Ayer fue el primer día de alegatos en la causa conocida como Vialidad, ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2. La Vicepresidenta Cristina Kirchner está imputada por haber liderado una asociación ilícita que direccionó obra pública vial hacia Lázaro Báez, quien ganó cerca del 80% de la obras en Santa Cruz, cotizadas en más de $46.000 millones.

El fiscal Diego Luciani, con gran valentía, aseguró que Néstor y Cristina Kirchner montaron “un auténtico y eficaz sistema de corrupción” y de haber provocado una defraudación millonaria a las arcas públicas.

“Las 51 licitaciones analizadas buscaron eliminar la competencia para que Báez fuera beneficiado ilícitamente con contratos millonarios”, señaló Luciani en su primer día de alegato, agregando: “Fue una maniobra burda para montar un escenario de libre competencia. La corrupción parasitó todos los controles” afirmó. Luciani.

Para demostrar la relación estrecha entre el ex presidente Nestor Kirchner y Baez, citó la declaración del presidente Alberto Fernandez como prueba. Explicó que Alberto había aportado un elemento más para demostrar la relación entre el expresidente y Báez. La de Alberto fue la única grabación que pidió Luciani. En el audio, grabado cuando el presidente concurrió a declarar como testigo en esta causa el 15 de febrero pasado, se puede escuchar a Alberto admitir que Néstor Kirchner le presentó a Lázaro Báez en El Calafate, en una fecha no precisada entre 2003 y 2004.

Antes, el fiscal había afirmado que el entonces presidente Néstor Kirchner, y Lázaro Báez fueron amigos íntimos, aclarando que esto no estaba en discusión, ni controvertido. La misma Cristina Fernández lo admitió en su declaración indagatoria, señaló Luciani. Recordó además que en notas periodísticas Alberto Fernández, después de dejar el gobierno, había hecho alusión a irregularidades en el manejo de la obra pública durante el kirchnerismo.

La relación entre los Kirchner y Báez es clave para la estrategia del fiscal. Para él, Austral Construcciones, principal empresa de Báez, “fue una cáscara vacía que les permitió durante 12 años extirpar fondos del Estado”. Y todo fue diseñado “desde los más altos cargos del Gobierno”. El fiscal afirmó que, para quienes manejaban la asociación ilícita, “la regla fue el abuso de poder”

Un celular Iphone y el análisis de 26.000 mensajes de texto, expusieron una “marcada connivencia entre los funcionarios, entre ellos Cristina Kirchner y Lázaro Báez”, dijo el fiscal  durante uno de los tramos de su alegato. También aseveró que Báez se apoderó de empresas con trayectoria en el rubro para “utilizarlas como vehículo delictivo y como pantallas para lograr impunidad”

Para el Fiscal General N°1, Diego Luciani, junto al fiscal federal coadyuvante, Sergio Mola, la apropiación de las empresas les permitió simular competencia. “Era una ficción, una fachada y ya sea porque había un pacto que cotizarían por encima de la empresa elegida”.

Luego de este primer día de alegatos, el kirchnerismo salió al cruce del juicio repitiendo la consigna elaborada por la misma Cristina de que «la historia ya me absolvió» y retomando la idea de que se la persigue políticamente, «para proscribirla» y no judicialmente, por delitos cometidos en el ejercicio del poder. Como todos saben, una condena en este tribunal no la proscribe conforme a la legislación argentina, ya que no sería una condena en firme, la actual vicepresidenta tendría la posibilidad de apelar ante casación y ante la Suprema Corte de Justicia, que es efectivamente la última instancia.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí