Continuamos con el desembarco de Massa en el Ejecutivo

El desembarco de Sergio Massa en el Ejecutivo continúa acaparando la atención de los medios, es que el hasta ahora presidente de la Cámara de Diputados es una figura tan polémica como ambiciosa y será sin duda el eje del gobierno del Frente para llegar a 2023.  Alberto Fernández está totalmente desdibujado y quedó como una figura nominal, útil solo para presidir protocolarmente, algún acto del gobierno.

La gravedad de los problemas de una economía que se muestra desquiciada, requiere de una conducción firme que pueda sortear y resolver las dificultades que se le presenten. Pero ya advertíamos el viernes que Massa no tiene poderes mágicos, solo se trata de un político de buena cintura, con capacidad de navegar en mares agitados, pero no es un prestidigitador capaz de sacar ases de triunfo de su manga.

Según se anunció, hoy comenzaremos a conocer algunos nombres de su equipo, que completará el miércoles después de su asunción formal. Ya manifestó que su preocupación inmediata será acumular reservas de divisas en el Banco Central, actualmente con sus cuentas en rojo.

Los mercados han reaccionado positivamente a su designación, pero no ha sido así en el común de la gente, las encuestas de diferentes empresas muestran que un 60 % de los encuestados, en promedio, no cree en Massa. La mayoría le atribuye responsabilidad plena, junto a Alberto y Cristina, de la debacle económica.

Como presidente de la Cámara Baja ha citado al cuerpo para mañana, a efectos de tratar la renuncia a su banca y designar al nuevo presidente, que recordemos es el tercero en la línea de la sucesión presidencial, después de la presidenta del Senado y de la presidenta provisional de éste.

Se dice que la diputada Cecilia Moreau, presidente del bloque del Frente de Todos, será la elegida para reemplazar a Massa. Pero desde la oposición rechazan esta postulación. Se recuerda que Cecilia Moreau, hija de Leopoldo Moreau, devenido en kirchnerista fanático, luego de una extensa trayectoria como radical, es la responsable de que inicialmente no se compraran vacunas del laboratorio Pfizer.  Es que al tratarse la ley que habilitaba al Estado a comprar vacunas contra el coronavirus, ella insistió en agregar la palabra “negligencia” que el laboratorio norteamericano no aceptó.  También sostuvo que en América Latina hubo “grandes problemas” para cerrar acuerdos con Pfizer y que en muchos casos “tuvieron que entregar sus recursos naturales” Dijo en ese momento: : “Según información periodística hay países que tuvieron que conceder sus recursos naturales, por ejemplo Perú y Brasil. Aunque no conozco los contratos, sé que fueron muy complicados”.

Los dichos de Moreau trascendieron nuestras fronteras y generaron indignación en los países por ella mencionados. El ministro de Salud de Perú, Oscar Ugarte, declaró: “Es una barbaridad, eso no existe y no ha existido. Ese tipo de condiciones no están en los contratos. Lo descartamos de plano”

Esta Cecilia Moreau es la principal candidata para presidir la Cámara de Diputados.

Bien vale detenerse un momento en el asunto. Es tradición, que el Cuerpo sea presidido por un diputado del mismo partido o frente del oficialismo, aunque no sea mayoría. Pero es necesario consensuar con la oposición el nombre. Cecilia Moreau es un elemento irritativo para la oposición, por lo que no debería ser propuesta ni mencionada.

Massa anuncia un próximo viaje al exterior por EE. UU., Francia y Qatar. Dice que llevará a Silvina Batakis. No caben dudas de que luego del periplo de ésta por la Unión, su inmediato desplazamiento ha sorprendido a sus interlocutores de horas atrás, entre ellos la titular del FMI, Kristalina Georgieva y David Lipton, mano derecha de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, además de otros funcionarios y empresarios.  No fue la Batakis la que quedó desdibujada, es Argentina la que sufrió una pérdida más de su imagen internacional, ya muy venida a menos.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img