Martín Guzmán: «Nunca hay que dejar de pagar el crédito en la moneda propia como hizo el gobierno anterior»

"Poder haberlo hecho nos dio financiamiento para políticas públicas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y los ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción)", expresó el ministro de Economía.

0
El ministro de Economía, Martín Guzmán, criticó a quienes siembran dudas sobre la viabilidad del mercado de deuda en pesos al señalar que el Gobierno “nunca jamás” va a defaultear la deuda y se posicionó en la vereda de enfrente con respecto a la administración de Mauricio Macri: “Nunca hay que dejar de pagar el crédito en la moneda propia como hizo el gobierno anterior”.
Invitado al canal C5N, el funcionario nacional se refirió a la caída de los bonos y al aumento del riesgo país registrado en las últimas horas, en un contexto de pronósticos críticos realizados por distintos exfuncionarios y economistas vinculados a la oposición que ven posible que la administración nacional entre en una cesación de pagos de la moneda local.«Nosotros jamás lo haríamos», dijo el ministro respecto a defaultear la deuda en pesos ya que consideró que «el crédito de la moneda local es un pilar» por lo que «nunca hay que dejar de pagarlo».
Siguiendo esa línea, recordó que fue el gobierno de Macri, con el ministro Hernán Lacunza, quienes dejaron de pagar los créditos tomados en el mercado local y entraron lo que autodenominaron como «reperfilamiento», mejor conocido como default. «Esa cuestión que fue un sinsentido que nosotros lo resolvimos», destacó y añadió que el gobierno de Alberto Fernández fue quien reconstruyó el mercado de deuda pública en un contexto en que no había crédito.

«Poder haberlo hecho nos dio financiamiento para políticas públicas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y los ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción)», expresó el ministro de Economía.

«Miramos lo que pasa. Hay intereses en juego y son fuertes. Hay algunos que especulan. A veces ganan y a veces pierden. Con nuestro gobierno, los que especulan perdieron siempre», añadió respecto a los movimientos registrados en el mercado de deuda local y señaló que «de estas ya vivimos muchas y en cada instancias manifestamos los instrumentos que podemos usar».

FMI y meta de reservas

Otro de los puntos que resaltó el ministro fue el visto bueno del Fondo Monetario Internacional a las cifras trimestrales presentadas por Argentina en el marco de la revisión del acuerdo de Facilidades Extendidas. «La primera revisión ha sido alcanzada y completada», dijo y afirmó que mientras tanto Argentina continúa por la misma senda de crecimiento «construyendo condiciones para que haya más estabilidad y sea duradera».

En ese marco, se refirió a las metas de acumulación de reservas acordadas con el organismo internacional de crédito que estipula un incremento en u$s5.800 millones para el 2022. «El objetivo de acumular reservas es el más importante para que el país pueda seguir creciendo y pueda seguir atacando el problema de la inflación», no dudó en señalar, ya que le permitirá al país tener condiciones más estables para ordenar la macroeconomía.

Sin embargo, aclaró que por la invasión de Rusia en Ucrania «el perfil de las importaciones y de las exportaciones cambió», lo cual alteró la previsiones trimestrales de acumulación. Esto obligó al gobierno a realizar modificaciones en las cifras trimestrales, respetando el valor anual establecido: «Hemos mantenido la meta para el año adaptando la meta de los trimestre en función de la estacionalidad que presentó la guerra en Ucrania».

Esto último llevará al Banco Central a concentrar su política de acumulación en los meses posteriores a julio. Así lo confirmó el ministro: “Va a estar más concentrado en la segunda mitad del año”.