Un nuevo informe sobre la pobreza de la UCA y de Cáritas

0

Ningún tema debe preocuparnos más a los argentinos que el de la pobreza. Según un informe difundido por Cáritas y el Observatorio de la UCA, seis de cada diez argentinos en algún momento se sumergieron en la pobreza entre 2010 y 2021. Y registraron que en el país hay ya 5700 villas o barrios de emergencia.

Desde la segunda presidencia de Cristina Kirchner, la crisis socioeconómica deterioró significativamente la vida de cientos de miles de personas.­

Según datos del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA), en la última década apenas cuatro de cada diez personas lograron evitar el umbral de la pobreza. Al mismo tiempo, un 30% de la población nunca dejó de ser pobre y tres de cada diez personas lo fueron alguna vez en los últimos diez años.­

Los índices fueron difundidos por Cáritas, la principal organización social de la Iglesia, que el sábado y el domingo próximos realizará su tradicional colecta anual, en las parroquias y por vía digital, bajo el lema “Tu compromiso acorta distancias”. La colecta de Cáritas persigue el objetivo de recaudar fondos que permitan sostener los programas de desarrollo humano integral y de asistencia alimentaria en todo el país.­

Cáritas y el observatorio dieron a conocer el documento «Radiografía de la pobreza en la Argentina. ¡Es urgente acortar distancias!», que sistematiza los estudios del Observatorio desde 2010 y profundiza, también, sobre la problemática del mercado laboral.­

En 2011 el índice de pobreza se ubicaba en el 25,9%, con un 4,2% de indigencia. Actualmente ambos indicadores trepan al 43,8% y 8,8%, respectivamente. El cuadro social se agrava entre los menores de 18 años, entre los cuales la pobreza impactó al 64 por ciento, según la medición del Observatorio.­

Sólo el 42% de la población activa accede a un trabajo digno y el 58% consigue un empleo precario, un trabajo de indigencia o está desocupado. El informe revela que el núcleo duro de la pobreza está principalmente en las 5.687 villas o barrios populares que se extienden en el país, donde miles de familias acceden en forma muy limitada a servicios básicos.­

Ni el gobierno de Cristina, ni el de Mauricio Macri, quien prometía pobreza cero, ni el actual de Alberto Fernández, pudieron revertir un núcleo duro de pobreza que se consolidó en el país, según señala el informe. Las últimas mediciones de la UCA registran un índice de pobreza del 43,8 %, unos 18 millones de personas y que una de cada diez, «experimenta hambre de manera cotidiana».­

La Argentina rica, «potencia», «granero del mundo» quedó muy atrás. Es que los gobiernos que se sucedieron, a lo largo de décadas, amparados bajo la ficción del populismo, transformaron un país de trabajo y producción, en un país dominado por el facilismo, las falsas promesas y las mentiras.