Falta gasoil en gran parte del país

0
Poco tiempo atrás, el gobierno de Alberto Fernández aseguraba de que no iba a faltar ni gas ni gasoil. Claro está que los anuncios de esta administración despiertan desconfianza, pero lo cierto es que hoy falta gasoil y el problema que comenzó a visualizarse en el norte argentino, ya se extendió a gran parte del país.

Ante la desesperación de los productores que necesitan seguir trabajando se ha instalado un mercado paralelo del combustible vital para el campo y las industrias, que aumenta significativamente los costos.

A Tucumán, el faltante le produce un daño enorme, ya que en estos meses invernales tiene lugar la zafra azucarera y la cosecha del limón, amén de otros cultivos y producciones que también se ven afectados por esta carencia.

También el transporte de carga es uno de los sectores más afectados, la Federación Argentina que nuclea a las Entidades Empresarias del sector, (Fadeeac), reveló que la escasez de combustible se nota en 19 provincias y ya se manifiesta en el 66,1% de las rutas nacionales.

Según el Instituto Argentino de Energía General Mosconi (IAE)  que es presidido por Jorge Lapeña, expresidente de YPF y secretario de Energía durante el gobierno de Raúl Alfonsín, el faltante no se debe a la falta de recursos fiscales sino más bien a lo contrario, su dispendio.  “La demanda en niveles máximos históricos, la baja respuesta de la producción local, reflejada en un menor procesamiento de petróleo y menor obtención de combustibles, y la importación insuficiente de gasoil explican la escasez observada en los últimos meses” aporta el Instituto.

Pero también señala: Faltó previsión o sobró imprevisión. El déficit, dice Lapeña, “no fue cubierto por importaciones de gasoil oportunas para abastecer el mercado lo cual pone de manifiesto una falla en la programación de abastecimiento de la demanda por parte de los productores y una incapacidad de la Secretaria de Energía para implementar soluciones conducentes a solucionar el problema”.

El Gobierno nacional prometió que la semana que viene llegarán al menos dos buques de gasoil para aliviar el problema. En este caso, las compras de combustibles al exterior quedaron a cargo de YPF y de las petroleras privadas. Se dice que YPF duplicó la adquisición de gasoil y compró 3 barcos para junio y 4 para julio. Los privados sumarán un barco adicional este mes.

Vemos con preocupación que la negligencia es una constante en el gobierno de los Fernández, más preocupados por su crisis interna y por diseñar una justicia que sea funcional para resolver los problemas judiciales de la vicepresidenta, que en atender los problemas reales del país. Ojalá que este asunto se resuelva y que tampoco falte gas cuando lleguen las temperaturas más frías, pero nos queda la sensación de la incapacidad de la administración de Alberto para atender en tiempo y forma un problema grave.