Axel Kicillof descongela las tarifas y avanza con aumentos en la luz y en el peaje

El precio de peajes que concesiona la provincia de Buenos Aires tiene un retraso desde 2019 y se avanzará en un esquema promedio del 39%. Para la electricidad la suba será del 14%

0

Axel Kicillof decidió ir detrás del gobierno nacional y actualizará la tarifa para el servicio de electricidad en las empresas que proveen energía en La Plata e interior de la provincia y también para la empresa Autopistas de Buenos Aires Sociedad Anónima (AUBASA). La decisión implica que a partir de julio la luz subirá un 14% para llegar a un 36% anual para los municipios que no son alcanzados por Edesur o Edenor. Es decir, La Plata y el interior bonaerense. Para los peajes de la autopista Buenos Aires-La Plata y las rutas 2, 11, 56, 63 y 74 que conectan la zona atlántica el incremento será del 39%, ya que la última actualización tarifaria fue en abril del año 2019.

Ya se convocó a una audiencia pública para el próximo 8 de julio para empezar a discutir el aumento en los peajes que administra el gobierno provincial y avanzar con el incremento. La empresa propondrá una suba del 39%, una cifra mucho menor a la que empuja el ritmo inflacionario. Fuentes de Aubasa explicaron a Infobae que el precio del peaje no subía desde abril de 2019 y que si se considera la inflación “el aumento debería ser del 270%”. Desde fines del año pasado que la actualización de precios estaba en carpeta, solo que el gobierno definió no tocar el monto de los peajes en plena temporada estival. La empresa está presidida por Ricardo Lissalde, un hombre del Frente Renovador de Sergio Massa.

En lo que respecta a la suba en la electricidad, todo una materia de debate en la vida interna del Frente de Todos, el incremento será menor al que dispuso el gobierno nacional para los usuarios de Edenor y Edesur. Se trabaja en una suba del 14% a partir de julio que se pliega al 22% aplicado en el mes de marzo cuando se definieron “los recálucos de los valores del cuadro tarifario” para las empresas EDELAP, EDEA, EDEN, EDES, Área Río de La Plata, Área Atlántica, Río de La Plata, del Área Atlántica, del Área Norte, del Área Sur”. También impactará sobre las cooperativas que brindan servicio en el interior de la provincia que son cerca de 200.

La administración bonaerense tomó la decisión siguiendo el camino de la Nación que presentó un esquema con incrementos diferenciado para los usuarios del AMBA a partir de junio, que tendrá un 16,52% para los usuarios sin tarifa social y de 6,88% para los usuarios con tarifa social. Además, un 10% de los clientes —los de más poder adquisitivo— dejarán de percibir subsidios y pagarán el precio pleno del servicio. La decisión fue criticada tanto por asociaciones de consumidores como por las propias empresas. Las primeras consideraban “inviable” un aumento tarifarias, mientras que las prestadoras de servicios aseguraron que la suba no impactará para cubrir los déficit ni para mejorar el costo de traslado ya que los aumentos se contemplan a los precios de generación de energía y no al resto de los costos que forman parte de la factura que reciben los usuarios.

Al ser consultado por el llamado a audiencias públicas para la suba en la tarifa del servicio eléctrico que deberá hacer y en definitiva la suba de precios, Kicillof explicó: “Venimos acompañando lo que el gobierno nacional regula a escala federal como todas las provincias. Esto cambia el costo de la energía en una proporción que está por debajo de la inflación”. La estimación de inflación anual ronda el 70%.

Si bien no tiene necesidad de convocar a una audiencia pública, ya que en la provincia los incrementos salen por resolución ministerial de la Subsecretaría de Energía, una vez que son aprobados por el directorio del OCEBA, Kicillof no descartó que exista la instancia de información y debate sobre el precio de la tarifa eléctrica en territorio bonaerense. “No tenemos la capacidad de segmentar porque nos afecta como costo de la energía, simplemente será el impacto que tenga a nivel tarifario y hay que hacerlo a través de una audiencia pública”, explicó al ser consultado sobre el tema durante el brindis por el Día del Periodista.

Durante el 2020 y en plena ola de coronavirus, la administración bonaerense había definido congelar el precio de la tarifa eléctrica y no hubo aumentos. Luego, en 2021, la suba fue de un 7%. Ahora, a lo aplicado en el mes de marzo de un 22% se suma un 14,2% para junio/julio.