Daniel Scioli será el nuevo ministro de Desarrollo Productivo

La oficialización de Scioli, quien se desempeñaba como embajador en Brasil, al frente de la cartera fue confirmada por la propia portavoz presidencial Gabriela Cerruti.

0

El actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, es el elegido del Gobierno nacional para reemplazar al saliente ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La oficialización de Scioli, quien se desempeñaba como embajador en Brasil, al frente de la cartera fue confirmada por la propia portavoz presidencial Gabriela Cerruti.

En el entorno presidencialhabía comunicado más temprano que se trataba de una decisión trascendente, ya que Desarrollo productivo es un área clave para consolidar la recuperación económica a la que apuesta el Gobierno.

Entre los nombres que se barajaban estuvo el de la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; los economistas Débora Giorgi y Hernán Letcher, Victoria Tolosa Paz y algún candidato propuesto por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, entre otros.

Alberto Fernández le pidió la renuncia a Kulfas – a quien aprecia y al que considera un amigo, según señalan en el entorno presidencial – luego de que funcionarios vinculados a Cristina Kirchner lo acusaran de hacer operaciones de prensa en contra de la vicepresidente, en medio de los reproches cruzados por la demora en la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.

El escándalo estalló tras un comunicado oficial de Energía Argentina, la empresa pública de energía creada en 2004 por Néstor Kirchner y manejada por funcionarios kirchneristas. En dicho comunicado se reproduce una captura del mensaje de Whatsapp que -sostiene- se difundió a un grupo reducido de periodistas desde el ministerio de Desarrollo Productivo.

«La lapicera la tienen que usar los funcionarios de Cristina, que fijaron las condiciones para darle la construcción de las cañerías del gasoducto de Vaca Muerta a Techint», argumenta la información en off que se le atribuye al Ministerio de la Producción.

Desde el entorno de Cristina Fernández se considera que se trató de una respuesta directa al discurso que había dado horas antes la vicepresidenta en Tecnópolis, donde cuestionó a Techint -quien ganó la licitación para la construcción de los tubos con costura del gasoducto-.