Argentina cayó 18 lugares en el ranking de Transparencia

0

Ayer, finalizábamos nuestra editorial diciendo que Argentina cayó 18 puestos en el Índice de Percepción de la Corrupción, ranking que elabora anualmente la ONG internacional Transparencia Internacional. 18 puestos en relación con 2020, pero 30 en relación a 2019

.

Nuestro país obtuvo solo 38 puntos sobre 100 posibles, cuatro menos en relación con el 2020 y terminó por debajo del promedio mundial, ubicado en 43 puntos. Con este puntaje, nos ubicamos en el puesto 96 sobre un total de 180 países. Según el informe, Finlandia, Dinamarca y Nueva Zelanda se ubican en el primer lugar, con 88 puntos sobre 100. En el otro extremo, Sudán del Sur ocupa el último lugar con apenas 11 puntos, mientras que Siria y Somalia sólo obtuvieron 13 puntos.

En América Latina el país mejor ubicado es Uruguay en el puesto18°con 73 puntos, seguido por Chile (27°) y Colombia (87°). Argentina obtuvo el mismo puntaje que Brasil (38). Venezuela es el último en nuestra región con solo 14 puntos lo que la ubica en el lugar número 177.

El índice más bajo que registró nuestro país lo obtuvo en 2014, durante la gestión de Cristina Kirchner, cuando alcanzó solo 34 puntos y quedó en el puesto 107 sobre 175 países.

Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano, a cargo del capítulo local de Transparencia Internacional, dijo que en nuestro país el resultado “habla de una institucionalidad débil e intentos de modificaciones legislativas en el Poder Judicial para influir en causas de corrupción”.

Claro está que otros asuntos pudieron influir en la baja clasificación, como el vacunatorio VIP la existencia de una lista de personalidades que recibió la vacuna contra el coronavirus antes de que sea su turno, y que derivó en la renuncia del ministro de Salud Ginés González García, la fiestita del presidente durante la cuarentena, el intento de cambios en la Ley del Ministerio Público Fiscal, entre otros.

Transparencia Internacional aclara que el índice “otorga una puntuación y clasifica a los países según las percepciones que tienen expertos y ejecutivos de empresas sobre el grado de corrupción que existe en el sector público”.

En el trabajo se combinan 13 fuentes de datos de 12 instituciones independientes. La organización explicó que el índice se basa en percepciones porque “hasta la fecha no hay un indicador que mida niveles nacionales de corrupción objetivos de forma directa y exhaustiva”. Y agregó: “El índice contiene opiniones informadas de actores relevantes que, por lo general, se corresponden con indicadores objetivos”.

Los datos almacenan casos de coimas, sobreprecios, desvío de fondos públicos, incumplimiento de deberes de funcionarios, dificultades de los gobiernos de contener la corrupción, requisitos burocráticos excesivos que podrían incrementar las oportunidades de corrupción, nepotismo en nombramientos de la administración pública, enjuiciamiento de funcionarios corruptos, protección legal de denunciantes y acceso de la sociedad civil a información sobre asuntos públicos, entre otros ítems.

Los índices que elabora Transparencia Internacional son valorados y reconocidos en el mundo entero. Por el momento no hay forma de saber y evaluar la corrupción de un país, provincia o municipio, con plena exactitud, pero la percepción de la gente, la del hombre común, la de la opinión pública, generalmente coincide con lo que informa esta ONG internacional

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí