Dom. Feb 25th, 2024

El gobernador, Osvaldo Jaldo, encabezó un acto en el Salón Blanco de Casa de Gobierno a través del cual se anunció la entrega de subsidios de equipamiento a las escuelas que cuentan con comedores escolares para contribuir a garantizar el derecho a una alimentación saludable y el acceso a una educación de calidad de más de 265.000 estudiantes de toda la provincia.

El Mandatario tucumano fue acompañado por los ministros Gabriel Yedlin (Desarrollo Social), Miguel Acevedo (Interior) y Juan Pablo Lichtmajer (Educación); el presidente y vicepresidente de la Legislatura, Sergio Mansilla y Regino Amado; el secretario de Estado de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Miguel Cerviño; el secretario de Bienestar Educativo, Marcelo Romero y la directora de Políticas Alimentarias, Carolina Nacher. También asistieron supervisores y directores de escuelas.

El Programa Comedores Escolares, es uno de los programas de Seguridad Alimentaria coordinado por la Dirección de Políticas Alimentarias de la Secretaría de Estado de Articulación Territorial y Desarrollo Local del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia.
Llevar a cabo el programa en cada escuela, implica garantizar el derecho de miles de estudiantes a acceder a una alimentación saludable y de calidad, lo que trae consigo, hacer efectivo el derecho a una educación que habilite las posibilidades de generar una mejora en las condiciones de participación en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Entendiendo la importancia e impacto de este programa, el Gobierno de la provincia a través del Ministerio Desarrollo Social anunció la transferencia de fondos que serán destinados exclusivamente a la renovación y compra de equipamiento para las cocinas de los comedores escolares. Esta decisión implica una inversión de $ 97.000.000 que beneficiará a un total de 1079 establecimientos educativos.

El gobernador Osvaldo Jaldo declaró: “Estos anuncios tienen que ver con la alimentación de los niños. Acondicionar las cocinas de las escuelas para que todos los establecimientos que tengan comedores escolares puedan prestar servicios” y señaló que el inicio de clases presenciales el 2 de marzo “no es producto de la casualidad. Hemos trabajado mucho. Nosotros desde el Gobierno provincial sabíamos que podíamos empezar las clases presenciales si las condiciones sanitarias así lo permitían”.

En este marco, agradeció a los directivos y docentes que, a pesar de la pandemia, “nunca bajaron los brazos” y comentó que con los comedores se garantiza la seguridad alimentaria.

Por eso, dijo, “desde el Ministerio de Salud adoptamos medidas como el Pase Sanitario que llevó a vacunar en 50 días a vacunar a más 700 mil tucumanos y tucumanas. Medidas como un aforo de 300 personas para los espectáculos. No eran medidas simpáticas, ni populares como prohibir festivales en pleno enero, los carnavales y evitamos que el público vaya a la cancha de los dos clubes más importantes. Hoy el nivel de contagios está por debajo del 10%. La ocupación de camas en los Hospitales no supera el 15%”.
Además, comentó que las medidas adoptadas fueron por “nuestros niños y docentes, para volver a las escuelas el 2 de marzo. También implementamos el programa Integral de Reparación de los Establecimientos Educativos de la Provincia, que lo hemos implementado con el Ministerio de Educación. Un programa que fue detalladamente organizado e invertido recursos provinciales y nacionales. Un programa que permitió reparar mayoritariamente los establecimientos educativos, a lo que se suma la construcción de 38 establecimientos nuevos”.

Asimismo, comentó que desde la Legislatura se confirmó que este año también funcionará el Boleto Estudiantil Gratuito para que los alumnos puedan trasladarse a los establecimientos primarios, secundarios, terciarios y universitarios.

Equipamiento por 97 millones de pesos

Entre los diferentes esfuerzos que realizan todas las áreas para la vuelta a clases, el Ministerio de Desarrollo Social, en el marco de su programa de seguridad alimentaria, “transfirió a todas las escuelas donde funcionan los comedores escolares un monto de dinero acorde a la cantidad de alumnos que comen en esos establecimientos para que equipen, reequipen o adapten lo que necesiten en sus comedores escolares”, explicó el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin.
“Estamos llegando a más de 260.000 chicos todos los días con una protección alimentaria desde esta área, la de comedores escolares y hasta los 14 años a través del programa de seguridad alimentaria”, precisó el funcionario.
En esa línea, Yedlin explicó que los comedores “generan consolidación de las matrículas en zonas humildes” y, aunque la función de las escuelas no sea la de alimentar, “implican una herramienta más para que los estudiantes estén en los establecimientos educativos”.
Son 1.079 las escuelas donde funcionan los comedores escolares, a donde la Provincia destina en los subsidios para equipamiento unos 97 millones de pesos. Para el funcionamiento de los comedores durante el año se invierten 4.000 millones de pesos. De esta última cifra, el 70% de este año es aportado por la Provincia y el 30% por Nación. “El Gobierno nacional nos dio un incremento del 40% con respecto al año pasado”, añadió Yedlin.

Inicio de clases el 2 de marzo

Por su parte, el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, expresó que la prioridad del Gobierno provincial y nacional “es el inicio de clases el 2 de marzo, de manera total y planificada. Por esto, trabajamos en equipo todas las áreas, en este caso con Desarrollo Social en la política de seguir invirtiendo en la educación y en la seguridad alimentaria en las escuelas”.

El titular de la cartera educativa destacó la presencia de las directoras y docentes, quienes representan “el engranaje central del sistema educativo, que han estado en la primera línea para llegar al 2 de marzo”. Además, remarcó “el acompañamiento del Estado nacional por parte del ministro Jaime Perczyk”.

Para que este sea “el año de la educación”, sostuvo Lichtmajer, a la inversión en seguridad “se suma la decisión del gobernador, Osvaldo Jaldo, conjuntamente con la Nación, de llevar adelante el Plan Integral de Reparaciones Escolares. Además, volvieron las inversiones en netbooks y en libros –con más 236.000 libros que recibe la provincia para que cada alumno de la primaria tenga su libro de lengua y matemática–; y la inversión en Becas Progresar”.
Plan Integral de Reparaciones Escolares
Sobre este punto, Lichtmajer precisó que 1.264 escuelas recibieron financiamiento y apoyo económico aparte de los fondos para aprestamiento que se entregan todos los años. “Aspiramos a seguir a este ritmo, no hay feriados ni fines de semana para continuar con las reparaciones escolares”, dijo el ministro.

Escuelas

Entre las escuelas a las que se les entregó simbólicamente el subsidio, en representación de los 1079 establecimientos, estaban: Escuela Adrián Araujo, Escuela N°49 Juan Bautista Alberdi, Escuela Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya, Escuela Justiniano Frías, Escuela Lola Mora, Escuela Barrio Sutiaga, Escuela Soledad Ardiles Gray de Epstein, Escuela de Santa Ana y Escuela de Rumi Punco.