Declaraciones que estimulan la crisis política

0

Nadie ignora, salvo el gobierno, que estamos transitando una formidable crisis de incuestionables raíces políticas, sin embargo, declaraciones inoportunas agravan el escenario.

Una de estas es la formulada ayer por Alberto Fernández al proponer modificar el diseño de la Suprema Corte de Justicia.  El presidente anunció que impulsará el debate público para lograr “el mejor diseño de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, Alberto ignora o se olvida, que está transitando un momento de enorme debilidad luego de sufrir una de las peores derrotas electorales en la historia del peronismo.  

Estas declaraciones las formuló después de criticar al Poder Judicial en Tucumán y a continuación de la innecesaria y provocativa visita del ministro de Justicia Martín Soria al Alto Tribunal y cuando se espera el fallo que declarará inconstitucional la actual conformación del Consejo de la Magistratura, que pasó de 20 miembros a los actuales 13 durante el gobierno de Néstor Kirchner. El enfrentamiento entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial no presagia nada bueno para el país.

Otra declaración inoportuna es la del Jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner que ayer también, en declaraciones a El Destape Radio dijo que «cualquier acuerdo -que alcance el Gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI)- va a ser mejor que el que dejó» Juntos por el Cambio, y dijo que el organismo internacional «no puede tener una actitud tan golosa» en el marco de las actuales negociaciones. Este muchachito, devenido en personaje por ser portador de apellido y amadrinado por su madre, descubre permanentemente su falta de preparación; no obstante su ignorancia, muestra un desparpajo y una soberbia digna de un profesor de la Sorbona. No puede ignorar que el anterior gobierno se vio compelido a acudir al FMI en busca de fondos, para pagar los vencimientos de deuda que dejó de herencia el gobierno de Cristina, su madre.

Tampoco debería ignorar a pesar de ser un obtuso cerebral, que el ritmo de endeudamiento del actual gobierno, es por lejos superior al del gobierno de Juntos por el Cambio. El argumento de que la deuda es responsabilidad exclusiva del gobierno de Macri es absolutamente falsa. La deuda acumulada durante muchos años, deviene del déficit fiscal que ha sido una constante de todos los gobiernos. Si se gasta más de lo que ingresa, esta brecha se cubre con mas impuestos, si estos no alcanzan, se acude a la  emisión monetaria el principal recurso del actual gobierno, la toma de más deuda externa o interna, la colocación de bonos y nuevos créditos de organismos internacionales.

El gobierno de Alberto señala como una hazaña, que la deuda que toma es en pesos, pero lo cierto es que Argentina está fuera de los mercados del mundo y nadie le quiere prestar un centavo. A esta administración no le queda otro recurso que endeudarse en pesos. Para esta deuda en moneda criolla, el impuesto inflacionario le viene muy bien al gobierno, de manera que estamos sujetos a vivir en un escenario de alta inflación a fin de que la deuda en pesos se licue.

La ignorancia de Máximo no llega a los niveles de no entender estas premisas básicas de la economía, así que lo que dice, lo dice de mala fe.

spot_img