Los vacunados con Sputnik no pueden ingresar ni en Europa ni en EEUU

0

El 4 de noviembre del año pasado con motivo de la compra por parte de nuestro gobierno, de la vacuna rusa Sputnik decíamos que “La mayoría de las decisiones que toma el gobierno de Alberto Fernández son polémicas, pueden ser correctas o no, según el cristal con que se miren, pero generalmente son controversiales” y más adelante informábamos:  “La noticia de ayer, es que Argentina adquirirá 10 millones de vacunas rusa contra el coronavirus, que la llaman Sputnik V”.

¿Por qué la decisión del gobierno es controversial? Porque según los expertos, la eficacia de la vacuna, que es la primera que fue registrada en el mundo, todavía no ha sido comprobada.

La vacuna está basada en vectores de adenovirus, al igual que la de Astra Zeneca y a la china de CanSino.  Aunque tiene una característica que la distingue: usa dos adenovirus distintos -uno para la primera dosis y otro para la segunda- con la especulación de que esto aumentaría la respuesta inmunológica.

Y continuábamos en noviembre de 2020, Actualmente la vacuna se encuentra en la fase 3 de ensayos clínicos, que incluye a más de 40.000 voluntarios, tanto de Rusia, India, Emiratos Árabes Unidos y Bielorrusia, entre otros países. La semana pasada comenzaron las conversaciones en Brasil El gobierno ya nos puso en cuarentena en marzo, antes de que comenzaran masivamente los contagios, creyendo que así el virus no nos atacaría con fiereza.  A la luz de los resultados que hoy se registran se equivocó de estrategia y la larga cuarentena solo sirvió para destruir la economía y generar mayor pobreza. Ahora nuevamente quiere ser el primero, pero la vacuna elegida aun no completó las fases necesarias para ser aprobada.[i]

Sin duda que la compra anticipada de la vacuna Sputnik V, fue una decisión polémica, basándose en razonamientos geopolíticos más que sanitarios.

Hasta acá es historia, pero lo nuevo y cierto es que la OMS suspendió la aprobación de la Sputnik. La Agencia Europea de Medicamentos (MEA) tampoco la aprueba y ahora EEUU tomó igual postura. Este país anunció que los vacunados con vacunas no reconocidas no podrán ingresar a su territorio. De esta manera se suma a los países europeos, incluido España, que no autorizan el ingreso de vacunados con vacunas como la Sputnik.

Los argentinos vacunados con la Sputnik quedamos aislados, sin poder ingresar a Europa ni a los EEUU, una suerte de parias sanitarios. Un “obsequio” más de este despelotado gobierno de “científicos”

En la cabeza del presidente, Alberto Fernández junto a Cristina vice y Presidenta del Senado, Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires y el entonces ministro Ginés González García, se advierten como los responsables del intríngulis de las vacunas. Se piensa que por razones ideológicas el país adquirió las vacunas rusas y dejó de lado las vacunas de Pfizer, que, como todos sabemos, eran las más adecuadas, las que se habían experimentado clínicamente en el país y se había avanzado en un preacuerdo para su adquisición.

Si el gobierno kirchnerista es responsable, es el mismo gobierno el que debe encontrar una solución para los miles de argentinos con familiares en Europa y en los EEUU que no podrán reunirse con ellos.