Kicillof: «No es una ola, es un tsunami»

El gobernador bonaerense advirtió que "se necesita un esfuerzo para evitar la saturación del sistema sanitario" y anticipó refuerzos en las políticas sociales y "severas multas" para quienes no respeten las nuevas restricciones. Los comercios en general cerrarán desde las 20 a las 6 de la mañana.

0

El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó que en la provincia de Buenos Aires «se va a acatar al pie de la letra» las medidas anunciadas este miércoles por el presidente Alberto Fernández para combatir la segunda ola de coronavirus, y agregó la medida de cierre de comercios en general desde las 20 a las 6 de la mañana.

«No es una ola, es un tsunami», dijo el mandatario bonaerense al referirse a la situación sanitaria en territorio provincial y advirtió sobre la «impresionante velocidad de crecimiento» de casos de coronavirus en los últimos días.

«La primera apuesta es a la conciencia y responsabilidad en el cumplimiento de los cuidados personales y protocolos».
«En las últimas tres semanas pasamos de 2.500 casos a un promedio de 6.000. No es sólo lo súbito o la velocidad, sino la magnitud», aseguró Kicillof al encabezar una conferencia de prensa en la sede de la Casa de Gobierno, en La Plata, junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y al viceministro de Salud, Nicolás Kreplak.

«En las últimas tres semanas pasamos de 2.500 casos a un promedio de 6.000. No es sólo lo súbito o la velocidad, sino la magnitud»AXEL KICILLOF
«Es una segunda ola feroz. Si no se toman medidas, si no se cambia nada, hay que suponer que todo sigue igual y los casos crecen», añadió y valoró que el Jefe de Estado «tome las medidas priorizando la salud de los argentinos».

Kicillof estimó que la velocidad con que están creciendo los contagios es «impresionante», lo que genera «que se vayan completando las terapias intensivas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here