La reforma judicial y la ampliación de la Suprema Corte

En nuestra nota editorial del día 6 de julio pasado, cuando insistíamos sobre la necesaria independencia del Poder Judicial, decíamos, que era una exigencia cardinal de nuestro sistema republicano de gobierno.  Y corregíamos al presidente Alberto Fernández cuando dijo: “Le pido a los jueces que no vuelvan a usar la justicia para resolver problemas políticos” cuando lo correcto es, pedirles a los políticos que no vuelvan a usar la justicia para resolver sus problemas.  

Decíamos también que una reforma judicial es necesaria, pero no son los tiempos, ni las actuales autoridades las más adecuados para encararla.  Bien sabemos que el cristinismo ultra k, ocupa lugares estratégicos del Poder Ejecutivo y no son funcionarios confiables para encarar una reforma muy amplia del poder judicial y queda evidenciado que la reforma persigue el objetivo de asegurarle impunidad a Cristina.

La pandemia, con su larga cuarentena y la anestesia que el Poder Ejecutivo aplicó sobre los otros poderes del estado, fue muy útil para encubrir el trabajo, tan incansable como furtivo, de los grupos ultra kirchneristas para diseñar el proyecto de reforma judicial.

Otra si digo, el presidente manifestó que enviaría el proyecto de reforma, pero que no avanzaría sobre la ampliación de los miembros de la Suprema Corte y manifestó públicamente que el prefiere mantener una Corte de cinco jueces. Una más del discurso tan devaluado de Alberto Fernández. Ahora convocó a una comisión de expertos, a su gusto, que analizará y propondrá propuestas sobre el funcionamiento del Máximo Tribunal, el Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público y se escuchan ideas de ampliar el Tribunal Supremo, a 9, a 12, a 15 y hasta 25 jueces.

Uno de los futuros integrantes de la comisión es Carlos Beraldi el abogado defensor de la ex presidente en las causas más comprometidas por supuesta corrupción, ¿qué tiene que ver este abogado, que sin duda goza de prestigio, en definir la composición de la Corte? Queda en evidencia que su participación es una imposición de Cristina.  “La presencia de Beraldi en esa comisión se parece más a una demostración de fuerza de Cristina que a una necesidad intelectual del actual presidente” Como bien lo señala el periodista Joaquín Morales Solá en su nota de hoy en el diario La Nación.[i]

Hoy el presidente presentará el proyecto de reforma y a la Comisión de Expertos, Juntos por el Cambio a través de un comunicado, rechazó los posibles cambios en la Corte y resolvieron que sus jefes de bloques, no participarán del Acto de Presentación que encabezará el presidente.  

«Los países serios tienen algunos acuerdos básicos inquebrantables, entre ellos su diseño institucional el cual debe sostenerse en un marco de estabilidad y perdurable en el tiempo. La estabilidad del máximo tribunal es un valor en sí mismo, que resguarda la independencia del Poder Judicial, la seguridad jurídica y en definitiva la calidad democrática y de las instituciones de nuestra República», sostuvieron en el comunicado.

Una reforma judicial amplia, en un país dividido por una profunda grieta cultural y política, solo se puede lograr a través de un gran acuerdo, de lo contrario estará viciada desde sus orígenes.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img