El presidente se justifica

Es lamentable que el presidente tenga que dar explicaciones o justificar sus hechos o dichos, ante personajes que no merecen ser tomados en cuenta. El presidente es la figura de mayor peso político, es el Primer Mandatario de nuestro país y no tiene que dar explicaciones a nadie, salvo que se lo exija el Congreso de la Nación.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que es sin duda una figura histórica, pero que hoy solo representa a una anciana cargada de odios, resentimientos y un tanto desequilibrada, envió, el martes 14, una carta abierta al presidente con duras críticas. En ella dice: «Después de mucho discutirlo nos dirigimos a Ud. con mucho dolor porque nos sentimos agraviadas y heridas en lo más profundo de nuestro corazón, al ver que Ud. sentó en su mesa, a todos los que explotan a nuestros trabajadores y trabajadoras, y a los que saquearon el país. Y lo más grave de todo: a los que secuestraron a muchos de nuestros hijos e hijas que luchaban por una Patria liberada».

Por el contrario, Taty Almeida integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, calificó de «lamentable” la carta abierta que Hebe de Bonafini, envió al presidente.

Alberto Fernández respondió a Bonafini, en tono edulcorado «Queridas Madres, siempre las escucho y atiendo sus observaciones o reparos. Tengo plena conciencia de lo que ustedes han significado y significan para que seamos mejores como sociedad. Por eso, tengan la plena seguridad de que todas nuestras políticas tienen un objetivo central: construir la Argentina socialmente justa que aún soñamos».

Y a continuación se justifica expresando: «Ustedes saben muy bien que en la mesa de este presidente se sienta gente de empresas grandes, medianas y pequeñas, trabajadores y trabajadoras, movimientos sociales, estudiantes, jóvenes, nuestros científicos, todos y todas, porque esa es mi responsabilidad». Muy penoso por cierto, que el Presidente tenga que justificar sus actos ante este personaje.

Por su parte, el periodista de C5N, Víctor Hugo Morales, que es un fiel adherente al más duro kirchnerismo, mostró su enojo por la postura del gobierno en su programa de Radio Nacional. Criticó la postura asumida por Argentina que condenó la violencia en el país liderado por Nicolás Maduro. Morales dijo que lo dicho fue «desilusionante».

También se lamentó: “Qué tristeza todo esto! Porque lo menos que uno le puede exigir a un Gobierno que se presume de carácter popular es un sentido muy alto de la dignidad. Es una pena muy grande lo que uno siente en este caso», cerró.

El representante argentino ante los organismos de la ONU, Federico Villegas Beltrán, habló sobre Venezuela en el inicio del 44° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos del organismo diciendo: «Compartimos la profunda preocupación por la situación de los derechos humanos, así como por la grave crisis política, económica y humanitaria que padece Venezuela»

Esto fue lo que despertó la ira de Morales.

El presidente nuevamente se vio impelido a justificar la posición de su gobierno. En declaraciones a radio AM750 afirmó que el gobierno argentino no cambió su postura sobre Venezuela. Aclaró, además, que el país expresó su preocupación por el «bloqueo que sufre» en Venezuela, «ya que es un castigo que no merece el pueblo venezolano», y dijo que «se llamó a recuperar la convivencia democrática a través del diálogo sin intromisión de terceras potencias».

No es bueno que el presidente pierda su valioso tiempo respondiendo a críticas de personas que no tienen ningún valor ni trascendencia. Además, justificarse ante ellos, es una muestra de debilidad institucional. Ni la Bonafini, y mucho menos Víctor Hugo Morales, merecen una respuesta presidencial.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img