Lun. Jun 5th, 2023

El titular de la cartera sanitaria, Luis Medina Ruiz, emitió recomendaciones dirigidas a la población en contexto del aumento de casos de dengue en la provincia.

“Estamos con un aumento de casos y esto se va a seguir dando porque hay una serie de condiciones que permiten que esto ocurra. En primer lugar, el calor, el cambio climático que ha hecho que estemos ya en pleno otoño y haya todavía altas temperaturas, este clima es un medio favorable para el mosquito, que necesita del calor para sobrevivir y para reproducirse; por otro lado, se trata de un virus de dengue que no estuvo circulando antes en Tucumán y eso permite que todos seamos susceptibles”, inició explicando el ministro.

En ese sentido, Medina Ruiz detalló que hay cuatro virus de dengue: 1, 2, 3 y 4 y aclaró que, en el año 2020, cuando se registraron más casos en la provincia, circuló el dengue 1 y el 4, en tanto el de tipo 2 es un virus diferente y, por lo tanto, como la población nunca estuvo expuesto a esa variante del virus, aumenta la susceptibilidad de contagio potencialmente. “Esta variante del dengue es aparentemente más agresiva, más virulenta y aparentemente más contagiosa”, afirmó.

“En general todos estamos expuestos, pero tenemos que hablar de quiénes lo están más. Las personas jóvenes suelen estar más al aire libre, practicando deportes, caminando, trabajando y eso hace lógicamente que tengan más posibilidades de que los mosquitos los piquen”, sostuvo, pero aclaró que las personas que tienen comorbilidades, mayores de 65 años, niños pequeños y embarazadas deben de todas formas extremar los cuidados, ya que tienen más predisposición a cursar una complicación al momento de un contagio.

Respecto al uso correcto de repelentes, el titular de la cartera sanitaria manifestó que, dependiendo de qué repelente se trate, varían las formas de uso: “Uno tiene que ver el envase y qué efecto tiene. Hay algunos que tienen seis horas de efectividad que son los más comunes, algunos tienen un efecto más prolongado y otros, como el de citronela, tienen un efecto más corto, en cuyo caso es preferible reforzar aplicación cada cuatro horas”.

Dentro de las recomendaciones a tener en cuenta, el ministro ponderó además la utilización de vestimenta con mangas largas, sobre todo si se va a estar en un lugar expuesto, pantalones largos y medias, para evitar picaduras del mosquito y de esta forma contagios. En los niños pequeños, agregó, es recomendable el revestimiento con tules alrededor de sus cunas y coches, que actúan como una protección e impiden la aproximación del insecto a lo largo de todo el día.

“Desde el ámbito de la salud pública nos corresponde la búsqueda activa que estamos haciendo casa por casa de las personas que están enfermas, e incluso de sus contactos que tienen síntomas. En la propia casa estamos realizando extracciones de sangre incluso, ayer además presentamos un laboratorio móvil que va recorriendo los barrios, acompañando a nuestro personal y, por otro lado, ingresamos a los hogares donde aconsejamos e incluso practicamos el descacharreo”, puntualizó medina Ruiz.

A la vez, el ministro aclaró que la fumigación es un acto que vale y tiene efecto cuando el sentido es matar al mosquito adulto que está volando en un lugar donde hay personas que tienen dengue activo y siguiendo esta línea agregó que tiene un nivel de efectividad de un 30%, mientras que reiteró la acción más efectiva es y será el descacharreo en cada casa.

“Si entre todos nos ponemos de acuerdo y simultáneamente eliminamos todos los criaderos de mosquitos, esa sería la acción más efectiva de todas. Por lo tanto, la tarea es hoy, o mañana, o el fin de semana, ver en el fondo de casa, en el patio y ponernos de acuerdo con los vecinos para eliminar todos los cacharros y recipientes, hasta una tapita de gaseosa puede ser un criadero donde se generen cientos y miles de mosquitos simultáneamente”, llamó a la reflexión y a la acción.

En lo que atañe a la asistencia que se encuentra brindando el sistema, el ministro aclaró que tanto en hospitales como en Caps, policlínicas y sanatorios se están generando mayores prestaciones y que incluso se están habilitando guardias nocturnas y de fin de semana.

“Hemos habilitado el modular del hospital Eva Perón de Banda del Río Salí, que los teníamos preparado con el personal idóneo, esto fue necesario para descomprimir la guardia del hospital y está dando resultados extraordinarios, ya que ahí los pacientes están cómodos y bien atendidos. Esto es parte de las estrategias que definimos, si aumentan los casos, nosotros tenemos modulares y servicios para ampliar, la salud pública como privada está dispuesta y cumpliendo un rol importante para los cientos de pacientes que necesitan de nosotros”, definió.

En este contexto, el ministro aprovechó la oportunidad para aclarar que, cuando un paciente requiere de la atención, hoy ya no es necesaria la corroboración del diagnóstico por laboratorio de dengue: “Una persona que tiene fiebre alta, dolor de cuerpo, no presenta un cuadro respiratorio y viene de un barrio donde hay circulación, se considera que tiene dengue y es fundamental asegurar la correcta hidratación y que no evolucione mal, ya de por sí la enfermedad es muy invalidante, duele mucho, produce fiebre muy alta y el paracetamol, que es el único medicamento que se puede tomar, puede parecer insuficiente, por lo que hay que tratar de bajar la temperatura con medios físicos como duchas y con la aplicación de toallas o paños fríos en la cabeza, sobre todo en los bebés y, por otro lado, esperar los 7 días de evolución”.

Dentro de las complicaciones que pueden presentar los cuadros, Medina Ruiz dijo que la deshidratación es muy frecuente y que puede incluso llevar a la muerte, por lo que es esencial mantener hidratado al paciente, en tanto la hemorragia puede preverse o anticiparse a través de análisis de sangre disponibles en todas las policlínicas, Caps y hospitales del sistema.

Por último, el ministro llamó a la reflexión de los gobiernos locales en materia de recolección periódica de residuos para poder frenar esta epidemia.