Las marchas de la CGT y piqueteros

La anunciada marcha de la CGT tuvo lugar el miércoles, justamente el día en que honramos al padre de la patria el General José de San Martín. Indudablemente que la CGT tiene un enorme poder económico usufructuando lo que le da el mismo Estado, con dinero se facilita cualquier movilización. Pero sin duda que la convocatoria fue multitudinaria. Simultáneamente las organizaciones piqueteras que se llaman oficialistas también marcharon el miércoles. La de la CGT puso el foco en el Congreso, al que no llegaron, porque se dispersaron antes. La piquetera en Plaza de Mayo.
¿Cuál fue el objetivo de las marchas? ¿Cuáles son los reclamos? La marcha de los piqueteros no admite confusión, reclaman más planes sociales y elevar el monto de ellos. Pero no resulta fácil entender la de la CGT, dicen que fue una marcha contra la inflación y la especulación. La inflación fue generada por el gobierno de Alberto Fernández, al utilizar sin limites la capacidad de imprimir billetes. En 2020, hizo ingresar al país en la más larga cuarentena que se registró en el planeta, lo que paralizó la economía. Alberto dijo entonces que prefería que la economía sea afectada y no contabilizar 100.000 muertos.

El resultado final fue una economía destruida y 130.000 muertos por la pandemia uno de los niveles más altos del planeta. El déficit de las cuentas públicas se cubrió emitiendo sin respaldo, una emisión que también continuó en 2021y hasta hoy, cuando el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, se compromete a contener la emisión y no utilizarla como recurso para cubrir el déficit.

El único orador en la marcha gremial fue Pablo Moyano, el actual líder de camioneros, hijo de Hugo Moyano. Pablo de forma soez le pidió al presidente que actúe, dijo “Che Alberto, pone lo que tenés que poner” reclamando un bono que los empresarios deben abonar a sus empleados. El otro hijo de Hugo, Facundo, declaraba en otro ámbito que, durante el gobierno de Macri, la culpa por la inflación era de Macri, ahora, en el gobierno de Alberto, la inflación es culpa de los empresarios.

Pobre patria mía, razonábamos ayer cuando veíamos a esa multitud, llevada de las narices por sus dirigentes a una movilización que solo crea más confusión y pobreza. ¿Tiempo y dinero perdido, para qué?  Con movilizaciones, por muy multitudinarias que sean, no se controlará la inflación. Se la controlará con equilibrio fiscal. Tampoco sirve culpar a los empresarios del problema. No obstante, alguno de los gremialistas, llego a tratarlos de delincuentes.

El sindicalismo argentino, solo muestra a un país empobrecido con trabajadores que luchan por sobrevivir a las continuas crisis y dirigentes enriquecidos delictivamente, millonarios opulentos, con casas y autos lujosos, que se perpetúan en sus cargos, y con emprendimientos económicos que no condicen con sus ingresos legítimos. Sin duda que la dirigencia sindical es altamente responsable de la miseria en que viven los argentinos hoy.  La movilización del miércoles de la CGT, vale para los trabajadores registrados. Para los que viven desocupados o subocupados que ya son mayoría, solo les queda movilizarse como piqueteros.

El presidente mientras, visitando La Rioja, donde tuvo oportunidad de entonar alguna de sus canciones.

spot_img

Notas Relacionadas

Acuerdo del Conicet por un medicamento contra el cáncer

Tras casi dos décadas de trabajo, y luego de...

Sergio Massa se reunió con empresarios del calzado y metalúrgicos

El ministro de Economía Sergio Massa mantuvo este sábado dos...

Messi: «Estoy feliz por esta victoria y por dar un pasito más»

El futbolista Lionel Messi se mostró hoy feliz "por dar...

Scaloni: «Ese festejo del final con la gente lo resume todo»

El director técnico de la Selección, Lionel Scaloni, se...
spot_imgspot_img