Alberto Fernández se despegó de Matías Kulfas: “No me gustó lo que hizo y no comparto lo que piensa”

El Presidente habló con la prensa en el brindis por el Día del Periodista en la Casa Rosada y se refirió a la salida del ministro de Producción: “No me gustan las cosas dichas en secreto. Cuando un funcionario habla, tiene que hablar públicamente”

0

Alberto Fernández se refirió por primera vez a la salida de Matías Kulfas del Gabinete y lo hizo en duros términos para con el ex ministro de Producción, quien fuera echado del Gobierno por una diferencia con Cristina Kirchner sobre la licitación del gasoducto Néstor Kirchner que estará a cargo de Techint.

“No me gustan los OFF, las cosas dichas en secreto. Cuando un funcionario habla tiene que hablar públicamente. No me gustó lo que hizo Matías. Lo que piensa Matías, es lo que piensa él, no comparto lo que piensa Matías”, expresó el Presidente durante el brindis por el Día del Periodista en la Casa Rosada.

Consultado por el acercamiento con Cristina Kirchner durante el acto por los 100 años de YPF y la posibilidad de que se inicie una nueva etapa de Gobierno, el mandatario aclaró: “Con la vicepresidenta sabemos bien lo que cada uno piensa y lo que debemos cumplir con la responsabilidad institucional”.

“Mi preocupación es ver cómo el Gobierno funciona, pudimos reemplazar con Daniel Scioli a Kulfas. Lo hablé mucho con Sergio Massa cuya opinión pondero y vimos cómo encarrilar el momento que se estaba dando”, agregó.

El viernes pasado, en el acto de aniversario por los 100 años de YPF, el Presidente y la vicepresidenta se reencontraron después de tres meses de licencio. En ese contexto, Fernández de Kirchner le pidió al jefe de Estado que use la lapicera, le advirtió que no hay que ser amigo de los empresarios y se quejó porque Techint mandaba a hacer trabajos a Brasil.

“Hay que pedir que la chapa laminada que producen en Brasil para hacer los caños la hagan acá, en Argentina”, dijo la vicepresidenta sobre el final de su discurso y criticó: “Se giran los dólares entre ellos”, afirmó.

Al día siguiente, Cristina Kirchner difundió un comunicado en OFF de funcionarios del Ministerio de Producción enviado a través de WhatsApp en el que se habían planteado sospechas sobre la licitación que está en manos de funcionarios de la vicepresidenta. Disparando hacia Integración Energética Argentina (IASA), el off decía: “Ellos armaron un pliego de licitación a la medida de Techint y de la chapa que el grupo fabrica en Brasil, de 33 mm de espesor. Si en lugar de poner esa especificación hubieran puesto 31mm, como son los gasoductos en Europa, se podría haber provisto caños desde otra firma que produce en Villa Constitución (Laminados industriales SA)”.

El momento en el que Cristina Kirchner le da la lapicera a Alberto Fernández durante la celebración de los 100 años de YPF (Foto: Franco Fafasuli)El momento en el que Cristina Kirchner le da la lapicera a Alberto Fernández durante la celebración de los 100 años de YPF (Foto: Franco Fafasuli)

Al mismo tiempo, el propio Kulfas había hecho declaraciones radiales cuestionando la dilación en la construcción de gasoducto. Tras el escándalo, el Presidente le pidió la renuncia al ministro de Producción, que fue respondida con una dura carta con críticas a la política de subsidios a la energía y al kirchnerismo.

Durante una breve conferencia en la Casa Rosada, el Presidente aprovechó para celebrar el ingreso de Agustín Rossi como titular de la AFI y le agradeció a la funcionaria saliente, Cristina Caamaño, por su “labor incalculable”.

Por otro lado, ratificó su participación en la Cumbre de las Américas donde irá, según declaró, “a defender la unidad de América latina” que, según dijo, “no se declama sino que se ejerce”. Y agregó que “lamenta la ausencia de ciertos países”.

También se refirió a la relación con la vicepresidenta: “Sabemos bien lo que cada uno piensa, y los roles que debemos cumplir. Los dos tenemos la responsabilidad y sabemos los roles que tenemos que cumplir. Nunca tuve ningún temor, ni ninguna duda. Mi preocupación es ver cómo funciona el Gobierno”, dijo.

Respecto de la profesión del periodismo, dijo que entiende que el periodismo “en el presente se ejerce con mucha dificultad”, aunque destacó que no ocurre así en la Argentina. “Acá, gracias a Dios, se ejerce con libertad”, sostuvo. Luego añadió: “Alguien dijo, alguna vez, que desde que la información se convirtió en negocio, la verdad pasó a un segundo plano. Pero confío en los periodistas”.

Consultado sobre la inflación, respondió: “Muchas veces he hablado de la inflación autoconstruida, que no es otra cosa que la remarcación de precios. Si querían ver la remarcación de precios, esta mañana la vieron, en la AEA”, sostuvo, sobre el encuentro del Foro de la Asociación Empresaria Argentina, que festejó sus 20 años. El Presidente se alineó, así, con la postura crítica que había manifestado, más temprano, Cristina Kirchner, en contra de Federico Braun, el titular de supermercados La Anónima, quien esta mañana había dicho, con aire de ironía, que su respuesta ante la inflación es “remarcar precios”. Después, la vicepresidenta había cuestionado esas declaraciones vía Twitter.

“Lo que les pido a los empresarios es que entiendan la dimensión del problema que padece la economía mundial, que está afectada por una guerra, que afecta los precios de los alimentos y pone en crisis la seguridad alimentaria del mundo. Lo que tenemos que hacer es trabajar con responsabilidad. No me parece responsable que se le pregunte a un empresario de esa magnitud cuál es la solución que tiene para la inflación y que su respuesta sea remarcar precios. Me parece de una gran irresponsabilidad”, expresó.

 

0 seconds of 42 secondsVolume 90%