Se elevan a seis los casos de la cepa Ómicron en Corea del Sur

De estas seis personas solo las primeras dos, visitantes de Nigeria, tenían la vacunación completada. Como medida preventiva, desde finales de noviembre el país prohibió la entrada a los extranjeros que habían visitado Sudáfrica y otros siete Estados de África del Sur.

0

En Corea del Sur se elevaron a seis los casos de infección con la cepa ómicron del coronavirus, informó este la Agencia Coreana de Control y Previsión de Enfermedades, KDCA.

La KDCA había informado anteriormente que una pareja surcoreana, que había completado la inmunización usando la vacuna Moderna y estuvo en Nigeria entre el 14 y el 23 de noviembre, al regresar a Corea del Sur dio positivo en Covid-19 el 25 de noviembre. Más tarde se contagió su niño, cuyo material biológico permitió sospechar sobre la presencia de la cepa Ómicron, que luego se confirmó.

Más tarde se averiguó que la pareja no dio información verídica sobre el transporte que usó para llegar a casa. En vez de un taxi especializado, los llevó un conocido procedente de Uzbekistán. El hombre ya dio positivo al Ómicron, y ahora están examinando a otras 79 personas con las que él contactó en el tiempo transcurrido, reportó la agencia Sputnik.

Otra pareja que también llegó del exterior dio dos casos más de ómicron, ya confirmados, elevándose con eso el total a seis por el momento.

De estas seis personas solo las primeras dos, visitantes de Nigeria, tenían la vacunación completada.

Tres casos sospechosos, todavía no confirmados, se detectaron en una iglesia, los presuntos portadores de la cepa Ómicron contactaron con más de 400 personas. Si se confirma el contagio, esa iglesia se convertirá en la primera fuente grande de propagación de la cepa en Corea de Sur.

La República de Corea desde finales de noviembre prohibió la entrada a los extranjeros que habían visitado Sudáfrica y otros siete Estados de África del Sur.

El Gobierno del país formó un grupo especial para debatir los métodos de lucha contra la propagación de la nueva cepa del coronavirus. El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ordenó fortalecer las medidas anticovid en la frontera.

Corea del Sur restableció la obligación de cumplir la cuarentena de 10 días para todos los que llegan al país, independientemente de su estatus de vacunado.