La China Suárez fue lapidaria con quienes hablan mal de ella

0

Lejos de llegar a su fin, el denominado Wandagate sigue sumando capítulos nuevos cada día. El martes pasado, Wanda Nara se refirió por primera vez a su crisis con Mauro Icardi, que se desató luego de que ella descubriera el affaire del futbolista con Eugenia La China Suárez. Lo hizo en el marco de una glamorosa entrevista que la mismísima Susana Giménez le fue a hacer París y cuyo adelanto se pudo ver por la pantalla de Telefe, pero que recién se podrá ver de manera completa el próximo 30 de noviembre desde la plataforma Paramount+.

La ex Teen Angels, por su parte, ya grabó una nota con Alejandro Fantino que está anunciada para el próximo lunes a las 21:30 hs. por Star+ en la que, se supone, dará su versión de los hechos. Sin embargo, teniendo en cuenta que todo el mundo salió a opinar de los dichos del relato de Wanda, en el que la empresaria trató de diferenciarse de la China asegurando que ella jamás se hubiera comportado como la actriz, Suárez decidió subir un duro mensaje a sus historias de Instagram.

“Talking shit about others won’t reduce the shit in your life”, decía la publicación de Eugenia, que en castellano significa: “Hablar mierda de los demás no reducirá la mierda en tu vida”.

Previo a esto, la China había compartido un posteo de una cuenta dedicada a ella en la que posaba con una bikini de su colección. Y, obviamente, esto generó suspicacias, teniendo en cuenta que por estos días Wanda está haciendo una producción para lanzar su propia línea de trajes de baño y se vio en envuelta en un escándalo tras la denuncia mediática de la diseñadora Luciana Danduono que asegura que la empresaria copió uno de sus modelos.

Suárez, además, reposteó una historia de Fantino en la que anunciaba con bombos y platillos su entrevista con ella. Aunque, teniendo en cuenta el mensaje en el que se refirió a quienes la atacan, se descarta que la China no se ocupará de hablar mal de Wanda e Icardi, sino que simplemente despejará algunas dudas teniendo en cuenta todas las contradicciones que se escucharon desde que comenzó en conflicto el 16 de octubre pasado cuando la esposa del jugador de PSG escribió: “Otra familia que te cargaste por zorra”. Y todos los dedos apuntaron a ella.

Cabe señalar que, después de responsabilizar a la actriz de la infidelidad de su marido, Wanda reconoció que su actitud había sido errónea. Y dejó en claro cuál el lazo que la unía a ella: “No era amiga, tenía buena relación, cordial. Mi enojo fue una mirada machista, de echarle la culpa a la mujer. Después tomé distancia, y admiro que una mujer pueda ser libre. Yo soy una mujer chapada a la antigua: para mí un mensajito es divorcio”.

Por otra parte, Wanda reconoció haber llamado a la China después de descubrir que entre su esposo y ella no había habido solo una relación virtual, como suponía en un principio, sino también un encuentro en el hotel Ritz de París. “Lo primero que hice fue pedirle perdón por esa historia en la que había usado una palabra no muy elegante en un momento de calentura”, dijo sobre esa charla en la que la actriz le confirmó que Mauro y ella se habían visto pero que no habían podido concretar el acto sexual.