A seis meses de las elecciones, Macron anuncia un plan para reindustrializar el país

Una de las principales medidas será la inversión de 1.000 millones de euros en pequeños reactores nucleares y para el 2030 producir 2 millones de vehículos eléctricos.

0

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este martes una inversión de 30.000 millones de euros para reindustrializar Francia a través de la transición ecológica y digital, que pasa también por desarrollar pequeños reactores nucleares.

«La estrategia para 2030 debe conducirnos a invertir 30.000 millones de euros para responder» a lo que puede considerarse «una especie de déficit de crecimiento francés», indicó Macron, al presentar su plan France 2030 a seis meses de las elecciones en las que buscará revalidar el cargo.

Al desgranar su plan, que sigue las prioridades de la Unión Europea (UE) para pasar página de la crisis económica provocada por el coronavirus, el mandatario lamentó que Francia «en ocasiones» ha tomado decisiones «15 o 20 años después que [sus] vecinos europeos».

«Debemos aumentar la capacidad de la economía francesa para crecer a través de la innovación», especialmente para «financiar nuestro modelo social», agregó Macron, en un discurso ante empresarios y estudiantes en el Palacio del Elíseo, con aires de precampaña electoral.

Una de las principales medidas será la inversión de 1.000 millones de euros en pequeños reactores nucleares, una energía ampliamente utilizada en Francia que no genera gases de efecto invernadero, pero cuyo uso para luchar contra el cambio climático divide a países y expertos.

Al desgranar su plan, que sigue las prioridades de la Unión Europea (UE) para pasar página de la crisis económica provocada por el coronavirus, el mandatario lamentó que Francia «en ocasiones» ha tomado decisiones «15 o 20 años después que [sus] vecinos europeos».

«Debemos aumentar la capacidad de la economía francesa para crecer a través de la innovación», especialmente para «financiar nuestro modelo social», agregó Macron, en un discurso ante empresarios y estudiantes en el Palacio del Elíseo, con aires de precampaña electoral.

Una de las principales medidas será la inversión de 1.000 millones de euros en pequeños reactores nucleares, una energía ampliamente utilizada en Francia que no genera gases de efecto invernadero, pero cuyo uso para luchar contra el cambio climático divide a países y expertos.