Carla Vizzotti asumió al frente del Comité Ejecutivo de la Organización Panamericana de la Salud

La mandatario, que liderará la OPS hasta 2022, pidió “construir acciones concretas, consensuadas y coordinadas para poner fin a esta pandemia y prevenir en las próximas emergencias sanitarias”.

0

La ministra de Salud Carla Vizzotti asumió al frente del Comité Ejecutivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) e instó garantizar el «acceso equitativo a los medicamentos y vacunas» y llevar adelante «acciones concretas, consensuadas y coordinadas».

La mandatario, que liderará la OPS hasta 2022, pidió “construir acciones concretas, consensuadas y coordinadas para poner fin a esta pandemia y prevenir en las próximas emergencias sanitarias”.

“Tenemos que ser capaces de construir acciones concretas, consensuadas y coordinadas para poner fin a esta pandemia y prevenir las próximas emergencias sanitarias, garantizando el acceso equitativo a los medicamentos y vacunas con el fin de promover el efectivo goce del derecho a la salud y construir un mundo más sano y justo”, expresó.

La titular de la cartera sanitaria aseguró que la pandemia impuso desafíos y que la emergencia sanitaria obligó a “ampliar la producción regional y disminuir las brechas en el acceso de insumos estratégicos”.

Asimismo, Vizzotti remarcó: «Seguimos apostando al multilateralismo robusto que involucre la colaboración, la cooperación, la participación activa de nuestros gobiernos, de la industria, los organismos internacionales y la sociedad civil”.

El Comité Ejecutivo de la OPS mantiene reuniones dos veces al año y opera como grupo de trabajo de la Conferencia Sanitaria Panamericana o del Consejo Directivo.

Está integrado por nueve Estados Miembro elegidos por la Conferencia o el Consejo para desempeñarse durante períodos escalonados de tres años.

Éstos integrantes son: Argentina, Bolivia, Jamaica (2021-2024); Costa Rica, Haití, México (2019-2022); Brasil, Cuba y Surinam (2020-2023).

Sobre la situación sanitaria argentina

A comienzos de esta semana, la ministra comunicó una serie de flexibilizaciones para la vida diaria y fundamentó al decisión que en actualmente «la situación epidemiológica por el coronavirus es indiscutible» en el país y es «realmente óptima».

Vizzotti aseguró que las acciones encaradas hasta el momento por el Ejecutivo nacional permitieron «retrasar el ingreso de la variante Delta, y que no sea predominante» en el territorio.

En ese sentido precisó que “no hay ningún aglomerado urbano en alarma” y que “la tensión del sistema ha bajado».