Verdadero o Falso

Tengo el agrado de enviarle «Reflexiones sobre la Actualidad» de Rafael Bulacio

martes, 24 de agosto de 2021Verdadero o Falso

Chequeado” es un sitio web que se ocupa de la verificación del discurso público en nuestro país, promueve el acceso a la información y la apertura de datos. Y en una Argentina donde se miente tanto, resulta de singular importancia que alguien investigue si la información que recibimos es verdadera o falsa.

La pandemia generó unas cataratas de mensajes, algunos de utilidad práctica y otros con buena información, pero también muchos con información distorsionada o falsa. Ante el temor que producía el coronavirus, dimos crédito a muchos de ellos e intentamos definir cuáles eran verdaderos y cuáles falsos. También se difundieron medicinas mágicas como el dióxido de cloro, que podía producir daños severos al organismo, o temerarias afirmaciones de presidentes que minimizaban la enfermedad, promovían absurdos tratamientos y generaban desinformación.

Chequeado coordinó con LatamChequea, la red de chequeadores latinoamericanos, una serie de investigaciones para tratar de entender y revelar las estrategias de los que difundieron desinformación de manera sistemática en la región.

Una investigación realizada por Estadão Verifica, de Brasil, muestra cómo, en su país, el presidente Jair Bolsonaro y sus aliados políticos, han sido los principales impulsores de la desinformación en redes sociales sobre medicamentos sin eficacia contra el coronavirus. Además del presidente de la República, el propio Ministerio de Salud y otros organismos del Estado han distribuido contenidos desinformativos en comunicados, documentos oficiales y redes sociales. No hay duda de que estas acciones tuvieron un impacto directo en la tragedia brasileña, donde la cifra de muertos por Covid 19, supera las 500.000, la segunda más alta del mundo.

El caso mexicano. El equipo de Verificado identificó que videos creados por youtubers promotores del presidente, Andrés Manuel López Obrador, promovieron desinformación sobre la pandemia. Este grupo no son los únicos que desinforman en México, pero sí son un grupo muy cercano al presidente, con una agenda definida. López Obrador en algunas ocasiones minimizó la pandemia como cuando dijo: «Lo del coronavirus, eso de que uno no se puede abrazar… hay que abrazarse, no pasa nada, o sea, nada de confrontación de pleito»[i]

Mas grave es la desinformación generada por “Médicos por la Verdad” un grupo de profesionales que  se ha dedicado a desinformar durante la pandemia. Se trata de una organización internacional que tuvo su origen en Alemania, se robusteció en España y se expandió por Latinoamérica. Las falsedades que difunden van desde recomendar no usar barbijos, promover falsas curas y hasta negar la pandemia por ser parte de un supuesto “plan de dominación global”. Al ser médicos, su peso en la discusión pública es mayor y algunos Colegios de Médicos de España comenzaron procesos para investigarlos por el daño que pueden causar en la salud pública.

Y una mala noticia para los adultos mayores. Creer o compartir una desinformación es algo que nos puede suceder a todos. Sin embargo, Chequeado ha verificado que las personas mayores de 65 años comparten hasta 7 veces más noticias falsas que las personas más jóvenes. Las causas son varias y, entre ellas, se incluyen una baja alfabetización digital. Además, el envejecimiento poblacional ha hecho que las necesidades de este grupo, sobre el cual pesan muchos prejuicios y estereotipos, se visibilicen.

Antes de reenviar un mensaje intente chequearlo y utilice su propio criterio, ¿será verdad? ¿O ayuda a difundir una mentira.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img