Nancy Pazos sobre violencia de género y marginalidad: “Yo nací en una familia pobre”

La emoción de Nancy Pazos por un fuerte testimonio de violencia de género

0

En la mañana del miércoles, el móvil de Flor de equipo se trasladó hasta Munro para hablar con Carolina, una mujer víctima de violencia de género y protagonista de una dura historia personal que conmovió al equipo del magazine de Telefe. Según el relato desgarrador, Carolina huyó de la casa cuando su pareja amenazó con prenderla fuego y pudo salvar su vida de milagro. Logró escapar hasta uno de los denominados “Puntos seguros”, en el Municipio de Vicente López, donde pidió ayuda y el hombre finalmente fue detenido.

Desde ese punto la mujer habló con Florencia Peña y su equipo, que pudo conocer en profundidad el alcance de su drama. Su dura historia de marginalidad, que la llevó a dormir en la estación de tren de Villa Adelina y a dejar a sus hijos para salir a trabajar como cartonera, lo que derivó en la intervención del juzgado que le quitó la tenencia de sus hijos. “Quiero que me devuelvan a mis hijos y salir de acá”, clamó la mujer, dejando en claro la gravedad de la situación

De vuelta en el piso, la conductora Florencia Peña le agradeció a Carolina por la valentía del testimonio y pasó a debatir con su panel la complejidad de un caso que lamentablemente padecen tantas otras víctimas de violencia de género. “Esta es la historia que hay detrás de muchas hechos de violencia de género en los que la víctima no puede salir, por cuestiones económicas, sociales o psicológicas. Vuelve porque no tiene donde vivir”, señaló Paulo Kablan, periodista especializado en temas policiales.

“Estamos mostrando lo que es la marginalidad”, intervino la periodista Nancy Pazos, todavía conmovida por el testimonio que acababa de escuchar. “Este país tiene tanta gente así que da mucho dolor, es muchísima la marginalidad y esta no es solamente una historia de violencia de género. Estamos hablando de carencias básicas, donde una mamá y un papá no pueden con su vida, y ahí tiene que estar el Estado”, continuó la conductora de Ruleta rusa (FM Rock&Pop).

A falta de un trabajo formal y para poder subsistir, Carolina salía a juntar cartones por dos mil pesos, lo que influyó en la determinación del juez de alejarla de su shijos. “No tienen claros ni los derechos, pobrecita. Fijate que ella estaba yendo a trabajar y decía ‘yo sé que los abandoné’. Estaba yendo a trabajar, encima se siente culpable… ¿pero qué vas a hacer?”, justificó la periodista, que pasó a relatar una historia vinculada con su infancia que de alguna manera conectó con uno de los planteos de fondo que acababa de expresar Carolina.

“Yo nací en una familia pobre, no de este nivel, pero mi mamá también me dejaba a mí cocinando para mi hermana más chica”, contó Nancy cada vez más conmovida. “Yo tenía 10 años y cocinaba y le pasa a un montón de gente. No es que abandonan a los chicos, los necesitan porque si no, no se pueden sostener. Si tu mamá y tu papá trabajan, vos a los 10 años cocinás y prendés la hornalla”, continuó Nancy hasta que las lágrimas la obligaron a interrumpir su relato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here