El que mucho habla mucho se equivoca

0

«El que mucho habla mucho se equivoca», el antiguo refrán bien vale para nuestro presidente, que improvisa un discurso y comete gaffes imperdonables para un primer mandatario.

En conferencia de prensa, junto al presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, de visita en nuestro país, declaró: “Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa. Así construimos nuestra sociedad”.

La frase, atribuida a Octavio Paz en primer lugar y luego a Carlos Fuentes, el mexicano ganador de los premios Rómulo Gallegos en 1977, el Cervantes en 1987 y el príncipe de Asturias de las Letras en 1994, no es como la dijo Fernández, sino “los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los argentinos de los barcos”. Se trata de un juego de palabras para indicar que los argentinos conformamos una sociedad de inmigrantes.

Efectivamente, luego del proceso de organización nacional, Argentina se mostraba al mundo como una tierra de promisión y comenzaron a llegar cantidades enormes de inmigrantes, tanto que en la década de 1880 Buenos Aires recibía más inmigrantes que Nueva York.  Pero sin duda que en nuestras raíces están los aborígenes americanos cuya sangre sin duda corre por nuestras venas.

El presidente quiso quedar bien con los empresarios y funcionarios españoles que acompañan a Pedro Sánchez, pero en sus efectos provocó indignación, tanto en los mexicanos como en los brasileños que se sintieron gratuitamente agraviados por la frase de Fernández. La reacción pudo constatarse en los medios de los dos países citados por Alberto

El presidente argentino dice que los brasileños salieron de la selva, sus compatriotas llegaron en barco desde Europa”, titula O´Globo. Con sentido semejante, Folha de Sao Paulo publica: “Fernández dice que los brasileños salieron de la selva y los argentinos llegaron en barco desde Europa”. El presidente Jair Bolsonaro publicó un mensaje en su cuenta de Twitter con la palabra “selva” y una foto de él junto a un grupo de personas de los pueblos originarios brasileños. Por su parte, el diputado Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del presidente también señaló que el “único barco que se hunde es el de Argentina”.

El diario Excelsior de México destacó la erronea cita como la principal noticia de la jornada: «Los mexicanos salieron de los indios… los argentinos llegamos de Europa», tituló ese sitio y describió: «El presidente de Argentina, Alberto Fernández, realiza un comentario polémico comparando los orígenes de mexicanos, brasileños y argentinos, y no fue chiste».

Tras la gran polémica desatada, Alberto respondió por medio de su cuenta en Twitter señalando que «es un orgullo nuestra diversidad» y ha asegurado que no quiso «ofender» a nadie. «De todas formas, quien se haya sentido ofendido o invisibilizado, desde ya mis disculpas», añadió.

Alberto no escarmienta, sus palabras dichas en diferentes ocasiones y sin medir sus consecuencias, han generado rispideces innecesarias con países amigos, debería preparar cuidadosamente sus discursos y no salirse del libreto. Debe entender que todos «somos esclavos de nuestras palabras y soberanos de nuestro silencio».  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here