En Francia la oposición pidió más tiempo para votar el plan oficial de flexibilización

El primer ministro de Francia, Édouard Philippe, anunció este domingo que el martes llevará a la Asamblea Nacional un plan de desconfinamiento y que espera que la votación se realice después de su intervención, pero la oposición pidió que el debate se aplace al menos un día para poder analizar la iniciativa.

“Presentaré la estrategia nacional de desconfinamiento en torno a seis temas: salud (máscaras, pruebas, aislamiento), escuela, trabajo, tiendas, transporte y reuniones”, dijo Philippe en Twitter.

Sin embargo, Christian Jacob, el líder del partido conservador Los Republicanos, expresó a la emisora francesa RTL su disconformidad por la rapidez con la que el gobierno busca decidir el levantamiento de las restricciones.

«Debe haber un texto, no hay que votar un discurso; deseo que haya un trabajo serio en la Asamblea y que los diputados puedan expresarse», manifestó Jacob, cuyo partido pide como mínimo 24 horas «para que pueda haber un debate profundo y las comisiones parlamentarias puedan reunirse», según la agencia de noticias Europa Press..

En tanto, para el líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon, el voto del martes es una «farsa» porque no van a disponer del tiempo necesario para analizar las propuestas.

«Philippe llegará el martes a la Asamblea Nacional, nos recitará su discurso, nos dirá las medidas y después, sin tiempo de reflexión ni de examen crítico, deberemos votar a favor o en contra; es un método insoportable», lamentó Mélenchon en la televisora France 3, según la agencia EFE.
Mélenchon adelantó que su grupo, La Francia Insumisa, votará en contra porque la fecha elegida para el fin del confinamiento es «peligrosa».

Las medidas de prevención y confinamiento rigen desde el 17 de marzo y comenzarán a aliviarse el 11 de mayo.
Hasta ahora, el único anuncio en este sentido fue la reapertura de los colegios el 11 de mayo, de manera parcial y voluntaria.

También se sabe que los bares y los restaurantes tendrán que permanecer cerrados hasta fines de mayo y las reuniones, sobre todo las multitudinarias, seguirán suspendidas hasta mediados de julio.

Francia tenía 124.114 casos confirmados de coronavirus y 22.614 muertes por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Sanidad.

spot_img

Notas Relacionadas

spot_imgspot_img