Armando Zarlenga continuará detenido hasta el juicio por la muerte de los dos rondines

Luego del fatal accidente, se pudo constatar que el ex jugador del PGA Tour conducía alcoholizado al momento de la consumar la tragedia. El dosaje realizado arrojó 2,44 gramos de alcohol en sangre, equivalente a aproximadamente 10 vasos de bebida destilada (whisky, ron, tequila, etc). También se detectó la presencia de sustancias prohibidas.

Este miércoles, por la tarde, tuvo lugar una audiencia a pedido de la defensa técnica de Armando José Zarlenga con el objetivo de solicitar la revocación de las medidas de coerción (arresto domiciliario) que viene cumpliendo y que fueron prorrogadas el pasado 8 de julio por el término de dos meses. El ex golfista está acusado por el delito de homicidio culposo por conducción imprudente y antirreglamentaria, agravado por la pluralidad de víctimas. Por delegaciones del titular de la Unidad Fiscal de Atentados contra las Personas, Pedro Gallo, intervino el auxiliar fiscal, Gustavo Benjamín Zavalía, quien se opuso al planteo de los defensores del imputado.

«Nos vamos a oponer al pedido de modificación de las medidas de coerción que viene sufriendo el imputado. La consecuencia de haber ingresado a un vehículo automotor y haber consumido bebidas alcohólicas, fue producir la muerte de dos personas en una avenida totalmente iluminada. Del examen de orina surgió que tenía metabolitos de cocaína”, afirmó el representante del MPF en su exposición.

Durante la jornada, los defensores presentaron un informe accidentológico (elaborado por perito de parte).

Persistencia de los riesgos procesales

En la audiencia anterior, la jueza hizo lugar al requerimiento fiscal porque sostuvo la persistencia de riesgos procesales, entre ellos, el peligro de fuga, para lo cual se tuvo en cuenta las declaraciones de testigos presenciales, quienes sostuvieron que luego de cometido el hecho el imputado habría intentado huir del lugar. “Hay dos testigos que han sindicado el intento de fuga del imputado en el momento del hecho. También existe otra testigo de estas manifestaciones e intenciones, quien refiere que uno de los cuerpos (de las víctimas) cayó en la vereda de su domicilio. La intención de irse le fue impedida por las demás personas quienes evitaron que se retirara. Los riesgos procesales no han cesado. Y en otras audiencias se acreditó que el acusado venía conduciendo con exceso de velocidad, bajo los efectos de alcohol y hablando por teléfono celular, lo que ha surgido a través de los informes de la telefonía celular proveedora pero, además corroborado por la propia defensa al brindar el nombre de quien venía hablando con él, lo que agrava la imprudencia de conducir un vehículo automotor a las 04:00 horas y en esas condiciones”, argumentó Zavalía.

La resolución

Previo a la resolución del juez interviniente, la mamá de una de las víctimas dijo: “Quiero dejar en claro que hace tres meses y ocho días que no lo tengo a mi hijo mientras él (por Zarlenga) quiere hacer su vida normal. Se hubiera percatado que estaba manejando en estado de ebriedad y que por su culpa ya no lo tengo a mi hijo y ahora quiere andar por la calle libre. Para mí tiene que estar en el penal de Villa Urquiza”.
Finalmente, el magistrado resolvió no hacer lugar al cese del arresto domiciliario para su reemplazo por medidas de menor intensidad. En tanto, los defensores sostuvieron que interpondrán apelación.

spot_img

Notas Relacionadas

La Provincia recibió casi $115 millones para el sector tabacalero

La Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo, a cargo...

Tucumán, presente en la Media Maratón de Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires vibrará, el próximo domingo...

Tucumán se prepara para la Audiencia Pública de Cambio Climático

El ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, junto a...

El Ministerio de Gobierno y Justicia pone en marcha un tráiler de servicios

Asimismo, comunicó que la atención al público que concurra...
spot_imgspot_img