Novak Djokovic abandonó Australia en calidad de deportado

El serbio abordó un vuelo de la empresa Emirates que partió del Aeropuerto Internacional Tullamarine a las 8.39 de Argentina y tenía previsto aterrizar en Dubai a las 22.47 de este mismo domingo.

0

Una Corte Federal rechazó esta madrugada por unanimidad el recurso presentado por el número 1 del mundo, Novak Djokovic, contra su deportación, lo que impide al tenista defender el título en el Abierto de Australia que comenzará esta noche en Melbourne.

El presidente del tribunal James Allsop y los otros dos magistrados Anthony Besanko y David O’Callaghan emitieron el fallo después de una extensa audiencia virtual en la que los abogados del jugador y del Gobierno expusieron sus argumentos.

Djokovic, que siguió la mediación desde una de las oficinas de su representación, a la que llegó procedente de un centro de detención de inmigrantes ilegales, se manifestó «profundamente decepcionado» con la decisión, que acatará sin margen para nuevas

El serbio abordó un vuelo de la empresa Emirates que partió del Aeropuerto Internacional Tullamarine a las 8.39 de Argentina y tenía previsto aterrizar en Dubai a las 22.47 de este mismo domingo.

Novak fue fotografiado por medios australianos al llegar a la estación aérea y también se lo vio junto a un grupo de acompañantes en la sala de embarque para el vuelo EK409, tras el que se desconoce si tomará otro rumbo a Belgrado, capital de su país.

El ministro de Inmigración de Australia, Alex Hawke, quien decidió revocarle la visa el pasado viernes luego de una primera victoria parcial de Djokovic en la justicia del estado de Victoria, celebró la sentencia del tribunal con un comunicado que subraya «la sólida política de protección de fronteras que puso a salvo a Australia durante la pandemia de Covid-19».

«Los australianos han hecho grandes sacrificios para llegar a este punto y el gobierno de Morrison está firmemente comprometido en proteger esa posición», añadió el funcionario.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, envió su apoyo al tenista y consideró que Australia «se está humillando a sí misma» con el fallo que clausura días de «maltrato» recibido por el nueve veces campeón en Melbourne.

spot_img