Dom. Jul 21st, 2024

Conectar a la “zapatilla” elementos como secadores de pelo, planchas o calentadores de agua puede provocar incendios, cortocircuitos y problemas eléctricos. Según el ingeniero en ejecución de electricidad, Luis Aaron Barra, estos son solo algunos de los 16 artefactos que jamás deberías enchufar en un alargador o zapatilla.

¿Por qué no usar alargadores para ciertos electrodomésticos?

Barra, en una entrevista con Radio Bío Bío de Chile, explicó que muchos electrodomésticos consumen grandes cantidades de energía, lo que puede sobrecargar los alargadores. Además, los alargadores están limitados por el calibre, largo y conexiones del cable al momento de fabricarlos y certificarlos.

A continuación, una lista de los electrodomésticos que no deberías conectar a una “zapatilla”:

Microondas: consumen demasiada energía y pueden provocar una sobrecarga eléctrica.

Aspiradoras potentes: su exigencia puede generar una sobrecarga de los alargadores. Se recomienda usar aspiradoras con eficiencia de energía A+.

Máquina de café: generan un consumo de energía importante. Es crucial desconectar estos artefactos después de su uso.

Secadores de pelo, rizadores y planchas: consumen mucha energía y generan mucho calor, lo que puede sobrecalentar el alargador.

Hornos eléctricos: tienen una gran exigencia eléctrica y deben conectarse de forma exclusiva.

Cintas de correr: poseen un motor de energía constante y significativa.

Aire acondicionado portátil: necesitan una fuente potente y estable de energía.

Estufas: generan calor y alto consumo eléctrico.

Lavavajillas: necesitan siempre una conexión exclusiva de electricidad debido a su alto consumo de energía y agua.

Hervidores: su rápido calentamiento eleva demasiado su consumo de energía.

Planchas de ropa: tienen un alto consumo de energía, similar a otros artefactos de calefacción.

Heladeras: tienen un consumo elevado y deben estar conectados de forma individual y permanente.

Calentadores de agua: requieren mucha energía para calentar agua.

Congeladores: utilizan mucha energía y necesitan una conexión permanente y estable.

Lavadoras o secadoras: necesitan conexión exclusiva a un circuito debido a sus potentes motores y ciclos largos.

Termoventiladores: necesitan consumo constante que puede elevar la temperatura del sistema de cableado.

Consejos para evitar problemas eléctricos

Verificá el consumo de cada electrodoméstico: antes de conectar varios dispositivos a un mismo alargador, asegurate de que la suma de sus potencias no exceda la capacidad del alargador.

Utilizá alargadores certificados: buscá productos aprobados por el instituto encargado de la normalización y certificación de tu país.

Evitá el uso de “zapatillas” con electrodomésticos de alto consumo: conectá estos aparatos directamente a la toma de corriente para evitar sobrecargas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *