Dom. Jul 21st, 2024

Tras una temporada con una fuerte cantidad de casos y con la idea de evitar una epidemia por tercer año consecutivo, el Ministerio de Salud presentó el “Plan Estratégico” de vacunación contra el dengue. El programa, que se implementará en primera instancia “en zonas endémicas y de acuerdo a la situación epidemiológica”, comenzará en agosto.

La propuesta fue definida en forma conjunta en una reunión en la que participaron las autoridades sanitarias de las regiones del Noroeste (NOA) y Noreste (NEA). El secretario de Calidad en Salud de la Nación, Leonardo Busso, precisó que el operativo iniciará en las provincias ubicadas en esa zona del país ya que son los territorios donde hay mayor incidencia de contagios.

En este sentido, la dependencia nacional establecerá recomendaciones para la distribución de dosis, “identificando los departamentos más afectados históricamente por la enfermedad y orientando las estrategias de vacunación focalizadas en base a criterios de riesgo: epidemiológicos, geográficos, socioeconómicos y de acceso efectivo a servicios de salud”.

En tanto, el funcionario aclaró que el objetivo es iniciar la inmunización “en el grupo de 15 a 19 años en las provincias que todavía no comenzaron con la campaña”. “Vamos a ver cómo avanzamos con las que sí la han iniciado para adaptarnos al plan de cada una”, manifestó Busso en referencia a la situación de cada una de las jurisdicciones incluidas en esta primera fase, entre las que se encuentran Catamarca, Chaco, Corrientes, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

Hay provincias, como Salta o Misiones, que vacunaron a población de entre 29 y 40 años en departamentos o municipios con alta circulación viral. También, está disponible la información de la población que se vacunó de manera privada. Pese a que queda fuera de esta primera etapa, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) es uno de los distritos con mayor cantidad de personas que optaron por aplicarse el esquema de dos dosis, con un intervalo de tres meses, en la red de vacunatorios privados.

Además de la vacuna, el programa pondrá el foco en la comunicación y la prevención, “que son las estrategias más importantes”, y apuntará a “trabajar fuerte en las guías clínicas y en que la gente llegue a la consulta temprana”.

“En 2023, hubo zonas de la Argentina en las que el dengue pasó a ser una enfermedad endémica. Ahora, todos en el país tenemos que trabajar porque es lo que tendrá un impacto fundamental en lo que suceda en la próxima temporada de dengue 2024-2025″, había dicho hace dos meses el ministro Mario Russo.

En esa línea, tal como habían indicado en la reunión que Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain) mantuvo en mayo, la vacunación es apenas un ítem de ese plan, en el que colabora la Organización Panamericana de la Salud (OPS), como en el resto de la región, donde las cifras de casos de dengue y chikungunya [infecciones que comparten el mosquito vector] “terminaron por superar todas las proyecciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *