Dom. Jul 21st, 2024

 

No caben dudas de que Javier Milei tiene un poder comunicacional excepcional. En estos seis primeros meses de actuar como presidente de los argentinos, ha logrado captar la atención del mundo y su figura ya es reconocida en los sitios más recónditos de nuestro planeta.

Claro está que Milei es el presidente más viajero, entre diciembre de 2023 y fines de mayo de 2024, realizó ocho viajes internacionales. Conforme a lo publicado por el diario La Nación, el presidente viajó, en ese periodo, a la Cumbre de Davos, en Suiza, a Israel, al Vaticano y a Italia, tres veces a Estados Unidos (Miami, Los Ángeles y Washington) y a España.

Javier Milei - Wikiwand

Milei ha logrado que la revista Time lo eligiera entre las 100 personas más influyentes del mundo, junto a personalidades muy reconocidas a nivel global. «Con Milei en el poder, Argentina no tendrá vuelta atrás», dice la reseña. Y esta misma revista lo publicó en su tapa titulando “El radical: cómo Javier Milei está sacudiendo al mundo”.

Pero nuestro presidente no tiene pelos en la lengua para hablar mal y agraviar a sus pares que transitan un camino opuesto al que él predica. Tuvo encontronazos con el hispánico Pedro Sánchez, con el colombiano Gustavo Petro declarando: “Es un comunista asesino que está hundiendo a Colombia”, agravió de muchas formas al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva durante la última campaña electoral; llegó a tildarlo de “gran corrupto” y de comunista, además de defender a Jair Bolsonaro el archienemigo de Lula. En la Cumbre del G-7 en Bari, Italia, Milei y Lula ni siquiera se saludaron. Ahora el brasileño le exige disculpas que Milei no está dispuesto a darlas. Por tal motivo nuestro presidente desistió de asistir a la cumbre de presidentes del Mercosur, la primera de su mandato, a llevarse a cabo en Asunción del Paraguay, el próximo lunes 8.

Milei defendió el tipo de cambio y fustigó a los economistas - El litoral

Otro conflicto se está planteando con Bolivia al acusar al gobierno de Luis Arce de haber inventado una «falsa denuncia de golpe de Estado». Bolivia llamó a su embajador en Buenos Aires.

Es de imaginarse a la Canciller Diana Mondino intentando poner paños fríos y recomponer las relaciones amistosas después de tantos exabruptos.

Sin duda que Milei es un presidente diferente y que no tiene pelos en la lengua, pero debe moderarse y atender nuestros asuntos, que no son pocos. Lo que ocurre en Brasil, en Ecuador o en Bolivia es problema de ellos.