Lun. Abr 15th, 2024

Un intento de huelga de efectivos está siendo desarticulado por la Policía. En una serie de allanamientos ordenados por la Justicia, los uniformados están aprehendiendo a los supuestos líderes y secuestrando pruebas para confirmar que los hombres estaban organizándose para llevar adelante una protesta por cuestiones salariales.

El jefe de Policía Joaquín Girveau confirmó que decenas de efectivos, a través de las redes sociales, comenzaron a arengar a sus compañeros para que se plegaran a una huelga. “Se iniciaron las actuaciones correspondientes y, al sumar pruebas, realizamos la denuncia correspondiente ante las autoridades judiciales”, explicó el funcionario en una entrevista con LA GACETA.

Según los primeros datos, los revoltosos serían suboficiales y agentes que forman parte de la planta transitoria de la fuerza. Habría un listado de más de 20 identificados.

La denuncia fue radicada ayer en la fiscalía de Delitos Complejos que conduce Mariana Rivadeneira. Al analizarla, la funcionaria le solicitó al juez de turno que se realizaran una serie de allanamientos en el Gran San Miguel de Tucumán, medidas que fueron autorizadas y que se están desarrollando en estos momentos. Al parecer, solicitó la detención de cuatro hombres.

El conflicto estalló días después de que se iniciara las paritarias en el sector de Seguridad. Las negociaciones estaban bien encaminadas. Días atrás, los efectivos policiales de Catamarca coparon la Casa de Gobierno después de haberse acuartelado. “No vamos a tolerar ningún acto de indisciplina. Vamos a ser inflexibles. Se actuará administrativa y judicialmente contra ellos”, explicó Girveau.

El último conflicto policial que se registró en nuestra provincia fue en diciembre de 2013, huelga que generó una ola de saqueos entre el 8 y el 13 de diciembre. Actualmente están siendo enjuiciados los acusados de ser los cabecillas y por haber participado de la sedición.

Girveau, a los pocos días de haber asumido como jefe de Policía, declaró como testigo en el debate. “Si me llegara a ocurrir eso como titular de la fuerza, no lo permitiría. Actuaría en el acto, deteniendo a los cabecillas y sancionando con todo rigor a los que participen o intenten participar”, declaró en la audiencia el titular de la fuerza.