Jue. Feb 22nd, 2024
Intensas y variadas fueron las actividades de Javier Milei, en su segundo día como presidente electo. Inició la jornada reuniéndose con el presidente saliente, Alberto Fernández en la residencia de Olivos con el objetivo de iniciar una transición ordenada. Luego del encuentro, en una entrevista a un medio colombiano Alberto manifestó sus deseos de que el nuevo presidente “haga las cosas bien» y aclaró no sentirse responsable de la derrota sufrida por el oficialismo.

Milei dedicó gran parte del día, en continuar diseñando sus equipos de gobierno. En su Bunker del hotel Libertador recibió a Mauricio Macri. El expresidente advirtió a Milei su experiencia con las transiciones, como la vivida por él en 2015. Fuentes libertarias señalaron que los ministerios van a estar conducidos por personas elegidas por Milei, pero se convocarán figuras del Pro para las segundas líneas, sin descartar que en algunos de los ministerios el titular sea de la fuerza fundada por Macri. El encuentro entre el ex y el electo presidente, se realizó en el piso 21 del hotel, a solas y de manera privada.

A lo largo de la jornada se tejieron muchas conjeturas y se crearon expectativas; Milei volvió a repetir lo que dijo al ganar las elecciones de que “no habrá ningún anuncio de nombramientos respecto a cargos del futuro gobierno hasta el día de la asunción”.

Las mayores expectativas se centran en el equipo económico, bien guardado está el nombre del futuro ministro. Solo se sabe que al Banco Central irá Emilio Ocampo. Milei habla con Federico Sturzenegger, quien estaría involucrado en el armado de planes y medidas, pero nadie asegura que sea él el elegido para ser la cabeza de la economía

Pero la noticia más importante del día fue la comunicación telefónica que Milei mantuvo con el Papa Francisco. La llamada del Vaticano fue cercana al medio día y de manera sorpresiva. El Sumo Pontífice de la grey católica tuvo un generoso gesto al llamarlo, a pesar de haber recibido expresiones ofensivas del candidato libertario durante la campaña.

Según se supo la conversación fue “amena” y duró alrededor de ocho minutos, en los que Milei se dirigió al Sumo Pontífice como “Su Santidad”. El libertario le transmitió al Papa que sabe que tiene “un desafío importante para combatir la pobreza y la indigencia” y que trabajará “fuertemente” con la “niñez” y en la mejora de la educación.

Francisco, al felicitarlo por el triunfo le dijo que tendrá que enfrentar su misión con sabiduría y coraje, Milei le respondió: “Coraje no me falta y a la sabiduría la estoy trabajando”, a lo que el Papa respondió “pedila”“Te deseo lo mejor”, le dijo entonces el Pontífice “Adelante, rezo por vos”.

Milei le invitó a viajar a la Argentina, manifestándole que será recibido con “todos los honores de jefe de Estado y de jefe de la Iglesia católica”, el Papa solo dijo “vamos a ver” Entre los libertarios surgió la idea de que Francisco concrete la visita a nuestro país el próximo año y que sea una visita oficial como jefe de un Estado, el Vaticano y líder de la fe católica, mayoritaria en Argentina.

Milei de esta forma, deja atrás parte de las fricciones con la iglesia, que se habían dado durante la campaña.