Mar. Feb 27th, 2024

Hoy, miércoles y mañana jueves son los últimos días de la campaña que se definirá en los comicios presidenciales del próximo domingo. El viernes se supone que es una jornada de reflexión ya que se ingresa en la veda dispuesta por la ley electoral.

Los dos candidatos que competirán, Sergio Massa (Unión por la Patria) y Javier Milei (La Libertad Avanza) se enfrentan en un balotaje para el que se ganaron el pase en las elecciones del 22 de octubre. Atrás quedaron otros postulantes como Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio), Juan Schiaretti (Hacemos por nuestro país) y Myriam Bregman (Frente de Izquierda-Unida).

El largo proceso cargado de sucias estratagemas, astucias, villanías, mentiras, zancadillas, picardías, engaños, ha sumido a la sociedad en un estado de confusión, decepción y frustración. En general consideran que deben optar por dos candidatos que no los seducen, que ninguno de los dos representa a una Argentina de orden, trabajo y republicana. Que no serán capaces de liderar un gobierno respetuoso de las instituciones, tolerante y honesto que saque al país de muchos años de derrumbe y lo encamine por la senda del progreso.

El debate del último domingo no aclaró nada, pudimos ver a dos personajes, un astuto y un inexperto, sin duda los más votados en las generales, lanzarse reproches y chicanas, sin debatir sobre los grandes temas que hacen al futuro del país. No se habló de apoyo al campo, a las industrias, de sacar a la educación pública del drama en que está inmersa, tampoco de la salud, que bien sabemos está ingresando en una gran crisis. Pero si pudimos constatar la mediocridad de los argumentos y la falta de nivel de la discusión.

Para los analistas, periodistas y algunos “expertos” hubo un claro ganador de ese debate, Sergio Massa, un profesional de la política, sin embargo, la percepción de la gente común fue diferente. En las encuestas de los medios, el ganador fue Milei; en Crónica Milei obtuvo el 63,1 % contra el 36,9 % de Massa, para TN Milei logró el 86% contra el 14 % de Massa, en Canal 26 Milei ganó por 73 a 27, en La Nación, 88,6 contra el 11,4 de Massa, en el tucumano diario La Gaceta, el resultado a favor de Milei fue de 60 a 34 con un 6 % que votó a ninguno, Mendoza.com, 69 % de Milei contra el 31 % de Massa.[i]

Y a solo cuatro días del domingo, nadie puede afirmar quién será el ganador del balotaje, solo advertimos que Massa jugó muy sucio. Utilizó todos los recursos del Estado para su campaña, usó información de inteligencia, también a algunos gremios para infundir miedo a Milei. Nunca dudamos que esta forma de hacer política sería manipulada a fondo, recordemos la célebre frase de la actual vicepresidenta “vamos por todo”.  Milei por su parte no nos despierta mucho entusiasmo, pudimos ver su falta de preparación y su amateurismo. Sus votantes ven en eso un valor, no un demérito, desean un cambio profundo en un país rico que inexplicablemente cayó en una profunda pobreza, merced a una dirigencia política, corrupta e incompetente.