Jue. Feb 22nd, 2024

De apoyos y abstenciones para el ballotage

En el sistema electoral establecido por la reforma constitucional de 1994, el “ballotage” o sistema de doble vuelta, queda claro que en la primera vuelta se elige y en la segunda se opta. Y esto es lo que nos queda hacer a los electores argentinos el 19 de noviembre, optar por uno de los dos candidatos que fueron los más votados en la primera vuelta.

¿Son exactamente iguales Sergio Massa y Javier Milei?, sin duda que no, Milei propone un cambio muy profundo basándose en la deplorable situación del país tras casi 20 años de gobierno kirchnerista. Massa por su parte, promete un nuevo gobierno, una renovación total, pero es el ministro de economía de la administración actual, aliado con Cristina y con Kicillof, por lo que su elección implicaría la continuidad del régimen. Además, sus variopintos antecedentes políticos no aseguran que lo que promete hoy, vaya a cumplirlo mañana.

Milei fue el candidato más votado en las PASO lo que le provocó una falsa sensación de triunfo y con desmedida soberbia estaba convencido que ganaría la presidencia en primera vuelta. Estas erróneas fantasías fueron su perdición.

Como sabemos, Patricia Bullrich y su coalición, JxC, fueron los grandes derrotados en las elecciones generales. Milei fue muy duro con ella durante la campaña, adjudicándole, como guerrillera el de “poner bombas en jardines de infantes” y trató de “rata” a Horacio Rodríguez Larreta. Ciertamente que “por la boca muere el pez”. De esta manera, con infinita arrogancia y al grito de “Viva la Libertad, carajo” fue destruyendo uno a uno los vínculos con los otros sectores políticos.

Pero al quedar segundo para el ballotage, comenzó a buscar desesperadamente posibles aliados. Rápidamente encontró en Juntos por el Cambio un impensado apoyo. Pidió y en principio lo logró, conformar un frente para “aniquilar a la banda de criminales” que es, según su pensamiento, el kirchnerismo.

Logró el perdón de Patricia Bullrich y también de Mauricio Macri y el apoyo a título personal de ambos, tras reunirse, junto a otros dirigentes, en la casa de Macri.

Milei, Macri y Bullrich habrían firmado un acta en la que se comprometen a respetar principios democráticos básicos cuestionados por el libertario, como no avanzar en la legalización de las armas o la venta de órganos y no eliminar la educación y la salud públicas. No se menciona en el documento la tan mentada “dolarización” que propone el libertario. En un discurso en el que justificó su apoyo, Patricia Bullrich recordó una frase de José de San Martín “Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla”. El “peligro” es “el kirchnerismo populista”, responsable “de la decadencia argentina”.

La UCR, la Coalición Cívica y parte del Pro, encabezado por Rodríguez Larreta, decidieron ser neutrales en el ballotage y dejar el voto en la segunda vuelta al libre albedrío de sus electores.  Tanto Elisa Carrió como Gerardo Morales fueron muy duros contra Macri, además, para el titular de la UCR, la coalición está quebrada. Se conoce que tanto Morales como Larreta tienen buenos vínculos con Sergio Massa. Es de esperar que estas amistades no hayan influido en la decisión, pero lo cierto es que la abstención claramente favorece al ministro de economía.

En la segunda vuelta, no concurrir a votar, votar en blanco o anular el voto, es votar por Massa o sea votar por la continuidad.  Y esto no pueden ignorarlo los abstencionistas.