Dom. Jul 21st, 2024

El papa Francisco pidió que se garantice la «seguridad durante el viaje» de las personas que llegan a Europa por el Mediterráneo y reclamó a la comunidad internacional «compromisos concretos» frente a esa problemática.

«Todos debemos comprometernos para que cada uno pueda vivir en paz, seguridad y prosperidad en su propio país de origen», reclamó este miércoles el pontífice durante la audiencia general que encabezó en el Vaticano, al recordar el viaje que hizo el fin de semana a Marsella para hablar sobre migración.

Según Francisco, «esto requiere conversión personal, solidaridad social y compromisos concretos por parte de de los gobiernos a nivel local e internacional«.

«Para aquellos que no pueden quedarse en su patria, se trata de proporcionar estructuras que garanticen su seguridad durante el viaje y sean bienvenidos e integrados dondequiera que lleguen», profundizó luego.

En línea con el mensaje enviado a toda Europa desde la ciudad-puerto del sur de Francia, el Papa afirmó que «no es tolerable» que el Mediterráneo, una de las principales rutas migratorias, «se convierta en una tumba».