Mar. Feb 20th, 2024

El uso de un estadio nazi para una manifestación contra las restricciones anticoronavirus generó polémica en Alemania. Esto ocurre un día después de que se registraran varias protestas en distintas ciudades. Mientras, las infecciones siguen en ascenso debido a la propagación de la variante Ómicron.

Unas 4.000 personas se concentraron en el estadio de Nuremberg, construido durante el Tercer Reich para albergar los congresos del partido nazi, informó la agencia de noticias DPA, citada por Télam.


La asistencia fue menor de la esperada en la manifestación convocada en el Reichsparteitagsgelaende -Terrenos del Congreso del Partido del Imperio- el 30 de enero, fecha del aniversario de la toma de posesión de Adolf Hitler en 1933 como canciller, lo que desató la polémica.

En Munich se esperaban unas 10.000 personas en el Theresienwiese (Prado de Teresa), lugar habitual de celebración del Oktoberfest (fiesta de la cerveza), pero finalmente fueron apenas unas 1.000, según la Policía.

Esta manifestación se produjo un día después de las protestas registradas en Fráncfort, donde se concentraron unas 4.000 personas para marchar contra las restricciones impuestas por el coronavirus.

Los asistentes se encontraron en el centro de la ciudad y agitaron pancartas con lemas como «Mi cuerpo me pertenece. Libertad para decidir sobre las medidas médicas preventivas».

La mayoría de los participantes no cumplían la normativa de uso de mascarilla y distancia de seguridad lo que provocó que la advertencia de la Policía.

Si bien la manifestación transcurrió sin incidentes, a uno de los participantes se le labró un acta por llevar un paraguas que servía también como arma y se informó del uso de fuegos artificiales, explicó hoy un vocero policial.

Ayer también hubo manifestaciones en Friburgo con 4.500 asistentes y en ciudades como Leipzig, Zwoenitz, Brandeburgo, Schwerin y Cuxhaven.