El gran objetivo de los campeones de la NBA en su último año antes de cambiar de ciudad

0

El campeón de la NBA vivirá un año especial. Esta vez, al habitual anhelo de gloria que demuestran los Golden State Warriors se les suma una motivación más: quieren despedirse de su estadio celebrando un nuevo título, el tercero de manera consecutiva. A mediados de 2019, Stephen Curry y compañía dejarán Oakland para mudarse a San Francisco.

«Queremos conseguir el campeonato para los seguidores de Oakland», declaró Klay Thompson, una de las figuras del equipo, al concluir el entrenamiento de este domingo, previo al inicio de la liga que será el próximo martes. «Nos fueron leales durante más de 40 años y sin importar los resultados. Creemos que tenemos un compromiso especial de agrandar aun más el legado conseguido», agregó.

Stephen Curry, en la final contra Cleveland que le dio el tercer título en cuatro años a Golden State. (Reuter)

Thompson es uno de los tantos jugadores que durante toda su carrera tuvieron como casa al Oracle Arena. Allí, cosecharon tres de los últimos cuatro títulos en juego de la NBA con un equipo de estrellas.

Oakland fue la casa de los Warriors durante los últimos 47 años. Pero en el verano estadounidense de 2019 cambiarán de hogar, al mudarse al nuevo estadio, el Chase Center, construido en el área de San Francisco.

Steve Kerr, entrenador de los Warriors, admitió que él y sus jugadores estaban tristes por tener que abandonar la sede de Oakland. «Es agridulce. El nuevo estadio va a ser asombroso, y todos estamos entusiasmados con eso, pero también tristes por dejar al Oracle Arena, donde se vive un ambiente especial y único», comentó.

«Pienso en el Boston Garden, en el nuevo Garden. El antiguo Chicago Stadium donde jugué y luego en el United Center. Es difícil crear ese mismo tipo de mística cuando inicias la andadura en un nuevo estadio. Sabemos que el cambio será excelente para nuestra organización y brindará una experiencia visual increíble a las personas que lleguen, pero eso no hace que sea más fácil dejar Oracle», añadió.

Por su parte, la superestrella de los Warriors, el base Stephen Curry también confesó, que «este último año va a ser especial».

«Sin importar lo que logramos al final de cada temporada, los seguidores nos dieron su apoyo en el Oracle Arena. En los nueve años que llevo de profesional esta ha sido mi única experiencia y no la olvidaré durante mucho tiempo», dijo.

La ilusión de despedirse de la ciudad con un nuevo título tendrá que ser confirmada desde este martes, cuando comience la nueva temporada de la liga de básquetbol estadounidense. Los Warriors cerrarán el primer día de acción recibiendo a los Oklahoma Thunder. Un rato antes, Boston Celtics abrirá la liga de local ante Philadelphia 76ers.

spot_img